Archivo de la etiqueta: agacal

Curso de comercialización de manzana ecológica en A Estrada

La Consellería del Medio Rural, a través de Agacal, en colaboración con Craega, organiza un nuevo curso de producción ecológica. Esta vez la formación está dedicada a la comercialización de manzana ecológica, que tendrá lugar el 28 de septiembre en el Museo del Mueble de A Estrada (MOME) de A Estrada (Pontevedra).

Como en el resto de los cursos, la jornada se extenderá todo el día: por la mañana, a partir de las 9:00 horas, se tratarán temas como la situación del mercado de la manzana ecológica, el nuevo reglamento y la comunicación ambiental de productos ecológicos; la sesión matutina finalizará con un coloquio para todos los asistentes. Por la tarde, a partir de las 16:00 horas, se llevará a cabo una visita práctica.

Las solicitudes pueden enviarse a clientes@sinerxia.es.

El Aula Cemit de Chantada acogerá un curso sobre comercialización de la castaña eco

La Consellería del Medio Rural, a través de la Agacal, en colaboración con el Craega, organiza un nuevo curso de producción ecológica. En esta ocasión la formación estará dedicada a la «comercialización de la castaña ecológica” y se llevará a cabo el 6 de septiembre en el Aula Cemit de Chantada (Lugo). 

Como los otros dos cursos previstos (viticultura ecológica y patata ecológica), la jornada comenzará a partir de las 9:00 horas; tras la presentación del curso, tendrá lugar una charla sobre la situación del mercado de la castaña ecológica, el nuevo reglamento y la comunicación ambiental de productos ecológicos; la sesión matutina finalizará con un coloquio para todos los asistentes. Por la tarde, a partir de las 16:00 horas se llevará a cabo una visita práctica en la empresa Miguel Areán e Hijos, situada en el Polígono Industrial de Chantada. 

Las solicitudes pueden enviarse a clientes@sinerxia.es

La revista del verano llega cargada de color, espacios únicos y buenas noticias

Llega el número 57 de nuestra revista, que podéis visualizar ya en formato digital. La edición de verano incluye, como cada año, un especial en el que desglosamos las cifras que se recogen en la Memoria anual referente a los datos de 2020, que reflejan un aumento en el número de hectáreas, en el número de operadores y, lo más destacado, en la facturación. La presentación tuvo lugar en el pazo de Quián (Sergude, Boqueixón) y ahora podéis verla en vídeo a través de nuestro canal de Youtube o desde la propia revista con tan solo activar vuestro código QR.

Para nuestra sección de entrevistas, en esta ocasión paramos en el pazo de Sabadelle (Chantada), que regenta Xosé Figueiroa, un espacio muy especial y lleno de historia en el que se pueden saborear alimentos ecológicos  y de km 0, además de conocer de cerca un emblemático rincón de nuestra cultura.

En este número incluimos dos reportajes. En el primero conocemos el nacimiento de las Galletas Mariñeiras, el sello de identidad de la empresa chantadina Daveiga. En el segundo les damos voz a los creadores de los únicos helados ecológicos gallegos, The Bio Factory, que se asientan en A Coruña.

Vuelve Rocío Garrido, responsable del blog La Cocina de mi Abuelo, a nuestra sección de cocina eco, esta vez con un menú fresco, sencillo y lleno de color.

En nuestra agenda recopilamos las diferentes ferias programadas para los próximos meses y recordamos algunas de las noticias vinculadas a nuestro labor de los últimos meses, como la nueva campaña “Máis preto, más eco”, en apoyo al pequeño comercio, o el convenio que acabamos de firmar con la Universidad de Santiago de Compostela (USC) con el fin de seguir apoyando al sector.

La revista al completo en formato digital, aquí.

El CFEA Sergude organiza una sesión demostrativa para la producción forrajera ecológica

El CFEA de Sergude, de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (Agacal), organiza mañana, viernes 9, una jornada demostrativa. La sesión está coordinada con la SAT La Sobreira y se centra en la identificación de oportunidades en el control de hierbas adventicias en la producción forrajera ecológica. Se celebrará en Pazo (Boimorto, A Coruña) de 11:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 20:00 horas. Para más información se puede solicitar en el correo cursos.agacal.sergude@xunta.gal.

La campaña ‘Come Local 2021’ cuenta con página web propia y un mapa interactivo

La Xunta, a través de la Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal), impulsa por segundo año consecutivo la campaña «Come Local» en los comedores escolares gallegos en el marco del canal #Mercaproximidade. Slow Food Compostela es la encargada de promover los productos dentro de las DOP, IGP y de la agricultura ecológica de proximidad, en los que se incluyen alimentos proporcionados por el Craega, para seguir en su línea de transparencia y fomentar el producto gallego de pequeños productores. Este cometido se está llevando a cabo en 20 centros escolares repartidos por las cuatro provincias gallegas, entre ellos, los Comedores Escolares distinguidos como km 0.

Ahora acaba de ver la luz su propia página web, en la que recogen toda la información del desarrollo de esta campaña, además de un mapa interactivo en el que se pueden ver los centros que participan por provincias, qué menú pudieron degustar y quién fue el encargado de hacerlo. Según vayan participando los centros, el mapa se irá actualizando.

Hasta el próximo 31 de octubre, Agacal les impartirá formación y asesoramiento a los responsables de comedor. No solo se trata de degustaciones de menús especiales elaborados con productos de cercanías gallegos, sino que también se desarrollarán actividades formativas, tanto sobre las características nutricionales de los propios productos como el impacto que supone el consumo de productos certificados en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS).

En esta campaña se eligieron centros con cercanía a posibles proveedores de productos con denominación de origen, indicación geográfica protegida o ecológicos para poder acceder a reconocimientos como el de «Comedores km 0». Otro criterio para la elección de los centros fue la de considerar los distintos sistemas de gestión tanto educativa como del comedor y, así, en la campaña participan centros escolares públicos, concertados, comedores gestionados por ANPAS o los servicios de catering.

Visita el mapa interactivo

El Craega se implica por segundo año consecutivo en la campaña Come Local

La Consellería del Medio Rural, a través de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (Agacal), lanza la segunda edición de la campaña Come Local en los comedores escolares en el marco del canal Mercaproximidade. La iniciativa será puesta en marcha por Slow Food Compostela con el objetivo de impulsar el consumo de los productos agroalimentarios gallegos con indicativo de calidad: las DOP (denominación de origen protegido), IGP (indicación geográfica protegida) y la agricultura ecológica de proximidad. Esta última será llevada a las mesas de los comedores escolares participantes gracias a la colaboración del Craega, que aportará diversos alimentos certificados, como carne de pollo y hortalizas, entre otros.
Esta campaña, que tuvo una gran acogida en su primera edición, se desarrollará hasta el 31 de octubre. En esta ocasión contará con formación y asesoramiento a los responsables de los comedores adheridos, por lo que no solo serán degustaciones de menús, sino también actividades formativas, tanto de las características nutricionales de los alimentos como del impacto que supone el consumo de alimentos certificados en la consecución de los Objetos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

ACTIVIDADES DE LA CAMPAÑA

  • Proporcionar a los comedores seleccionados, de forma totalmente gratuita, productos gallegos con certificado de calidad. Se dará la oportunidad de que niños y niñas usuarios del comedor puedan degustar varios productos de una excelente calidad con origen Galicia y con una trazabilidad garantizada.
  • Realizar un escandallo semanal para dotar a los comedores de una herramienta que facilite el cálculo del gasto que les permita planificar mejor su cuenta de gastos.
  • Enviar un vídeo a los estudiantes sobre educación alimentaria, que tiene como hilo conductor el papel de la biodiversidad agrícola y el que juegan los productos certificados a la hora de conservarla, así como la importancia de comer de manera local.
  • Formación a través de Zoom a los cocineros/as de los comedores y caterings.

PARTICIPANTES

Además de los cuatro Comedores Escolares KM 0 que ya participaron en la primera campaña: CEIP Xacinto Amigo Lera (Portomouro), CEIP Os Muíños (Muxía), CEIP Vicente Otero Valcárcel (Carral) y CEIP López Ferreiro (Compostela), se suman Divino Maestro e Colexio La Milagrosa de Santiago de Compostela; Colexio Alca de Ames, CEIP Santa Baia de Boiro; CPI Dr. López Suárez de Friol; CEIP San Cosme de Barreiros; CEIP Juan Rey de Lourenzá; CEIP Manuel Mato Vizoso de Vilalba; CEIP Rosalía de Castro de Bóveda; IES Lagoa de Antela de Xinzo de Limia; CEIP Joaquina Gallego Jorreto de A Merca; CEIP Carlos Cid Arregui de Rairiz de Vega; Colexio Salesianos-A Mercé de Cambados; CEIP Xoaquín Loriga de Prado (Lalín); CEIP A Lomba de Vilagarcía de Arousa y CEIP A Paz de Coruxo (Vigo).

González: «En Galicia sabemos hacer productos eco saludables y de calidad. Si van con sello del Craega, tenemos esa garantía”

De izq. a dcha, José Luis Cabarcos (director general del Agacal); José González, consejero del Medio Rural; Francisco L. Valladares y Javier García, presidente y secretario del Craega respectivamente

  • El presidente del Craega resaltó uno de los datos de la encuesta: “Por primera vez el porcentaje de consumidores supera al de no consumidores”
  • Cabarcos manifestó que la producción ecológica es una “oportunidad para crecer en cultivos y fomentar la biodiversidad”

El presidente del Craega, Francisco López Valladares, presentó hoy en el Hotel Cardenal de Monforte de Lemos el Barómetro 2020 sobre percepción y consumo de alimentos ecológicos en Galicia. Estuvo acompañado por el secretario de la entidad, Javier García; el presidente de la Agencia Gallega de Calidad Alimentaria (Agacal), José Luis Cabarcos, y el conselleiro del Medio Rural, José González.

Los resultados del Barómetro fueron obtenidos a raíz de una encuesta telefónica, realizada a la población gallega mayor de 18 años  y con responsabilidad a través del sistema CATI. La muestra de los 900 encuestados fue hecha en el último trimestre del pasado año.

El presidente del Craega fue el encargado de abrir la sesión y detalló algunos de los datos más relevantes de la encuesta, como es el lugar de compra, que sigue siendo el supermercado. “El dato más reseñable de la encuesta fue que por primera vez el porcentaje de consumidores es mayor que el de no consumidores”, indicó López Valladares. Otro de los temas que tocó fue que casi la tercera parte de los encuestados reconocen algún tipo de certificación vincuado a la alimentación eco, “no obstante, solo una pequeña parte es capaz de identificar concretamente el sello del Craega, en ese aspecto tenemos que trabajar más”, resaltó durante la presentación. En este campo, señaló que “cada vez se exigen más sellos para los productos, y esto supone que el consumidor no sepa que está comprando; creo que hay que acortar en certificaciones”.

El siguiente en intervenir fue el conselleiro del Medio Rural. Empezó resaltando los resultados del Barómetro ya que “nos influye a nosotros en la toma de decisiones”. Además, añadió que “hay muchos sellos, pero el del Craega es el más importante, es el sello de lo ecológico, lo que liga el origen natural de los productos, por lo que es relevante tener en cuenta este origen, la base territorial”. Explicó su importancia, ya que “en Galicia sabemos cómo hacer productos ecológicos saludables y de calidad. Si van con el sello del Craega, tenemos esa garantía”.

“Hablamos de productos que respetan el medio ambiente y que respetan nuestro territorio y para nosotros eso es importante”, explicó. “Tenemos que decir todos con orgullo, mucho gracias al trabajo del Consejo Regulador, que el consumo de productos eco no es una moda sino una tendencia”, añadió. Además, resaltó que Galicia es líder en denominaciones de origen, “pero tenemos que seguir trabajando”, y en esta línea incidió en que actualizarán la Ley de Calidad Alimentaria y trabajarán en la Ley de la Recuperación de la Terra Agraria de Galicia. “Es importante tener más hectáreas y si es de eco, mejor, y con esta ley podemos conseguirlo”. Otra de las áreas que destacó fue que “contamos con tres aldeas en funcionamiento y pronto tendremos ocho, a las que se pueden presentar proyectos ligados a la producción ecológica”. Para finalizar su intervención felicitó al Craega por el trabajo “a pro de lo ecológico”.

José Luis Cabarcos puso de manifiesto la importancia de los trabajos que realizan desde la Xunta de Galicia. “El Craega, en este sentido, es estratégico, porque ponen en valor varios aspectos alineados con nuestros objetivos”. Añadió que todo lo que se habla a nivel internacional, Pacto Verde o Cambio Climático, “todos ellos encajan con los valores del Craega”. Indicó que es estratégico para los productores “que están defendiendo este modo de trabajar más enfocado a lo extensivo” y concluyó recordando “que hay que crecer en los cultivos extensivos y fomentar la biodiversidad”.

El secretario del Craega fue el encargado de cerrar el evento desgranando los datos que se obtuvieron en la encuesta realizada y que dieron lugar al Craega_barometro2020.

Granxa Maruxa + Milhulloa = Muuhlloa, cosmética gallega, ecológica y colaborativa

De izquierda a derecha: María Álvarez, Carmela Valiño, Marta Álvarez, Chusa Expósito y Anxos Orgueira.

En la comarca de A Ulloa se asientan dos marcas de productos ecológicos del Craega con más de veinte años de historia. Por un lado, Granxa Maruxa, que está regentada por Marta Álvarez y, desde hace unos siete años, le ayuda su hermana María. Ambas trabajan para obtener la mejor leche ecológica que sale de su granja ubicada en Monterroso. Por otro lado, en Palas de Rei está Milhulloa, una empresa que se centra en el cultivo ecológico de plantas medicinales y hortalizas. Esta cooperativa está regentada por la farmacéutica Chusa Expósito y la bióloga Carmela Valiño, junto con Anxos Orgueira. El bajo pago de los productos de las cinco las llevó a tener que innovar, pero siempre manteniendo su filosofía de trabajo y producción. Así es como nació Muuhlloa, una firma de productos cosméticos gallegos y ecológicos.

Este año recibieron el premio Son Muller de la Asociación de Mujeres Empresarias de Lugo, en el apartado Empresaria Rural, por la calidad de sus productos y por su firmeza al apostar por lo ecológico, lo rural y desde lo femenino. Un premio que para estas cinco mujeres significa mucho, más al ser económico, “algo que necesitamos mucho para seguir trabajando, investigando e innovando”.

El producto que salió a la luz para dar a conocer la marca fue una leche corporal, hecha con leche y milenrama. Como la propia María relata, “hicimos lo evidente: una leche corporal con leche, algo que hasta ahora no hay”. Los comienzos fueron buenos, ya que ambas firmas que las preceden son unos referentes en Galicia en cuanto a productos ecológicos. Pero también hicieron la labor de darlo a conocer en diferentes ferias. Actualmente, cuentan con tres productos a la venta, aunque en breve lanzarán otros como un champú y un labial. Los productos que sacan cuentan con el sello de bio.inspecta y ECOPlus de Bio Vida Sana.

Describen Muuhlloa como una entidad colaborativa, ya que, para cada producto que sacan, cuentan con otra entidad de la zona que trabaja con la misma filosofía que estas cinco emprendedoras. “Las dos primeras empresas fuimos nosotras, pero por ejemplo, para la crema de la cara contamos con manzana de Ribela, lechuga de mar de Mar de Ardora y cera de abeja de Polemel”, explica María. Para los productos que saldrán entrarán nuevas empresas, también ecológicas y que buscan el mismo objetivo. Esta forma de trabajo les permite a las otras empresas crecer y también así, consiguen que Muuhlloa llegue más lejos y crezca.

“Todos los que somos pequeños, estamos más unidos y nos hacemos publicidad”

¿Cómo surgió la idea?

Marta: Pues de lo mal que nos pagan la leche. Un día de invierno me acerqué hasta Milhulloa quejándome de eso y ellas también se lamentaban por los precios de sus productos. Al final, nosotros vemos que tenemos buenas materias primas. Tenemos la misma filosofía de trabajo y somos contrarias a las grandes superficies. Lo primero que pensamos fue hacer una leche corporal con la leche de la granja y sus plantas. A partir de ahí, dijimos que podía ir para delante y seguimos.

Chusa: Nosotras desde el principio trabajábamos con algún balneario para hacerle unos aceites. Entonces esto fue como el brote de la cosmética, que era nuestra ilusión. Además, al juntarnos con una persona como Marta, que es una bomba, teníamos que tirar para adelante. No pensamos en ningún momento en no llevarlo a cabo. Esa idea siempre la tuvimos y cuando ella nos habló de la leche los pareció maravilloso.

¿Cómo fue el proceso de elaboración?

María: Chusa y Carmela son farmacéutica y bióloga, respectivamente. Ellas pensaron cuáles serían las plantas que se ajustaban a cada producto. La milenrama, o hierba de los carpinteros, es muy cicatrizante, calmante y por encima la hay por todas partes. Chusa dijo que mezclándolo daba un buen resultado y probamos. Nosotros teníamos claro que tenía que llevar una buena parte de leche, y lleva un 40 %. Luego ellas recogieron la milenrama, maceraron los pétalos y hacen el hidrolato. El día que se tiene que llevar todo la Iuvenor Lab (O Carballiño) se prepara. El laboratorio es lo que le da un registro sanitario, hace los análisis y certifica que es una crema estable en el tiempo y que no contamina. Además, para nosotros es un ahorro. Nosotros les llevamos las materias primas bastante elaboradas y luego ellos hacen la emulsión y empaque.

¿Por qué la milenrama para la leche corporal?

Carmela: Es la que predomina en esta finca y en el estudio que hicimos le vimos muchas propiedades. En el tema de piel es cicatrizante. De hecho, le llaman la hierba de los carpinteros porque tiene la capacidad regeneradora. Es calmante. Cada día le vemos nuevas propiedades. Los componentes que tienen y los principios activos tienen esas capacidades.

La leche está en cada producto, pero ¿cómo hacéis la elección de las hierbas?

Carmela: De las que tenemos aquí vemos las propiedades que tienen y que queremos meter a cada crema. La facial tiene por objetivo darle elasticidad a la piel para prever el envejecimiento, pues ponemos plantas que tienen la capacidad antioxidante. Todo eso junto con los estratos que buscamos de otros productores que integramos.

Chusa: Desde el siglo XIX, que tuvo lugar la revolución de la química moderna, está todo estudiado y, a partir de ahí, vamos mirando. Lo importante es que sea una mezcla buena para que mejoren las propiedades. Además, nos encanta el sistema de hacer una cosmética colaborativa. Cada vez que sacamos algo nuevo, miramos a qué colegas productores podemos sacarle algo nuevo para el producto. Al final, todos los que somos pequeños estamos más unidos y nos hacemos publicidad entre nosotros.

¿Cuál diríais que es el producto estrella?

Marta: Son los tres que tenemos ahora mismo, pero depende de las épocas. Estamos muy contentas en ese aspecto porque el mundo de la cosmética no es un mundo fácil, ni mucho menos, pero la gente que prueba apunta que tiene una buena calidad.

Ahora están pendientes nuevos productos…

Chusa: Sí. Un labial del que ya tenemos todo hecho, pero nos hacen falta dinero. Para todo esto, para el proceso de estudio y todo… Nosotros no tenemos maquinaria. Para que cumpla la función del producto, necesita un plan de estudio y maquinaria para eso. Ahora incluso tenemos liquidada la fórmula del gel y labial.

Carmela: Tenemos pendiente otra colaboración con otra científica de aquí y estamos ahí para seguir con el tema de nuevas especies para la cosmética.

¿Cuáles diríais que son las razones para mercar estos productos?

María: Lo primero, por supuesto, es que son productos ecológicos. Son buenos. Y después también la gente se entera de que somos cinco mujeres con una empresa muy pequeña y que estamos tratando de hacer algo bien hecho y desde la solidaridad. Entonces esto también los incita a comprar para colaborar. Siempre hablamos de la gente que colaboramos y lo ponemos en las etiquetas.

Marta: Es una innovación grandísima. Empezó en una granja que hace cosmética.

En cuanto a los consumidores, ¿de dónde es la clientela?

Marta: Empezamos en Madrid y estamos muy extendidas allí, la verdad; gracias a un programa en el que salimos. En Cataluña y el País Vasco también tenemos buenas ventas. Lo que nos falta fuera de Galicia son tiendas físicas; tenemos en sitios puntuales.

GRANXA MARUXA

Granxa Maruxa cuenta con más de veinte años como tal, pero su historia se remonta cincuenta años atrás cuando el padre de María y Marta inició el proyecto. Cuando Marta estaba a punto de finalizar sus estudios de Empresariales, llegó la casa y “habían escapado las vacas, las traje y me pareció sencillo”. A partir de ahí empezó su andadura. Tuvo que aprender todo de cero, ya que no contó con mucha ayuda, “no confiaban”. Tras aprender todo lo relacionado con esto, visitó la granja Casa Codesal con su padre “y él mismo vio que era posible lo ecológico”. Contando con el sello del Craega, empezó con su producción de leche. Actualmente está a punto de salir la Cooperativa As Vacas da Ulloa, un proyecto que nace junto con Ganados A Cernada y con el que harán todos los productos derivados de la leche. Desde hace siete años tiene la ayuda de su hermana María, que cerró el estudio fotográfico para ir a vivirse para el rural: “Estoy encantada, no me cambiaría por nada”.

Hoy cuentan con unas 62 vacas, de las que ordeñan unas 28. En cuanto a productos agrarios solo tienen huerta para autoconsumo, pero fue una de las ideas que también se le pasó por la cabeza a esta emprendedora. “Lo vi muy complicado y preferí centrarme en la leche”.

En la carballeira que hay alrededor de su vivienda y de la granja también acogen el Festival Agrocuir. Una idea que nació para darle más vida al rural. Además de este, que ya tiene historia, también se celebró el Monterrosón o el de Arte no Rural, que ya se muestra en el exterior de la granja y vivienda.

MILHULLOA

El proyecto de Milhulloa también cuenta con más de veinte años de vida. Al finalizar las carreras de Chusa y Carmela, decidieron meterse en un máster de creación de empresas. La idea que iniciaron ya comprendía las plantas medicinales. Su proyecto fue escogido y, tras finalizar el año de estudios, decidieron que tenían que seguir adelante. La idea que les proponían era que empresas de fuera les comprasen los productos, “pero no pagaban ni la cosecha”. Desde el inicio, decidieron contar con el sello del Craega para su proyecto pionero. “Empezar con plantas medicinales no fue ventajoso, porque en aquel momento no se consumían tantas infusiones”, explican. Pero poco a poco fueron calando y la entidad fue creciendo.

En invierno la cámara de secado estaba vacía, por lo que decidieron buscar una alternativa. Empezaron con el excedente de producción de la espinaca, pero volvieron a su filosofía de productos autóctonos y probaron con el grelo. Tras las pruebas, vieron que quedaba bien y fue una salvación para darle uso al secadero en ese periodo.

Actualmente cuentan con unas 65 variedades, incluyendo las mezclas. Y la forma de trabajar es tratar con gente que está en ecológico y tiene plantaciones de grelos. Además, le secan diferentes productos a variadas empresas. Le realizan un pequeño estudio para saber cómo va a quedar y luego ya trabajan con las diferentes marcas. Milhulloa cuenta con unas 10 hectáreas de cultivo de las plantas, aunque hasta la primavera no hay nada.

La pandemia en este sector parece no haber pasado. “Quizás porque la tendencia fue a ir más al pequeño comercio y ahí es donde estamos nosotros”, apuntan. Aprovecharon esta época tan atípica para hacer un etiquetado diferente, “un homenaje para los abuelos y padrinos, que al final son los que siempre nos consienten y los que más se están viendo afectados por la pandemia”.

Hortaliza, fruta y mejillón eco para 14 comedores escolares de toda Galicia

Cremas de calabaza y de calabacín ecológicos para abrir el menú y manzana o kiwi bio para cerrarlo. El Craega llevó producto con sello a 14 centros escolares de toda Galicia -1.919 comensales- en el marco de la campaña Come Local. Promovida por Slow Food Compostela (SFC) con el amparo de la Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal), la iniciativa arrancó el 16 de octubre coincidiendo con el Día Mundial de la Alimentación y se está llevando a cabo durante el primer trimestre del curso.

La acción hizo especial hincapié en Santiago y comarca. Con 1.400 usuarios, a la Red Municipal de Comedores Escolares del Ayuntamiento de Ames se destinaron 100 kilos de calabacín certificado. Los equipos de cocina -centralizados en Milladoiro y Ortoño- se encargaron de preparar un nutritivo puré para los siete centros que integran el servicio. En la capital gallega, fueron los pequeños de las escuelas infantiles municipales los que tuvieron ocasión de degustar producto ecológico. Para los 180 niños de Conxo, Fontiñas y Meixonfrío, hubo una apetitosa crema en la que se emplearon 10 kilos de calabaza bio. Y en las meriendas, entre los tres centros se repartieron tres kilos de kiwi y otros tantos de manzana con sello.

A los 80 comensales del CEIP Xacinco Amigo Lera de Portomouro (Val do Dubra) les tocó probar mejillón bio en diferentes versiones: al vapor, con vinagreta de granada, en croquetas, y gratinados con bechamel y queso de la DOP Arzúa-Ulloa.

CHARLAS EN VÍDEO. En el marco de la campaña de SFC, el comedor del CEIP Os Muíños (Muxía) incluyó siete kilos de pollo certificado acompañado de ensalada. De postre, los 127 comensales tuvieron una de las frutas de otoño por antonomasia: la manzana. El mismo producto puso también el cierre al almuerzo ecológico de la Eleven School – Montessori British Education Vigo. Asimismo, los 114 usuarios de la escuela de la ciudad olívica tomaron crema de calabaza.

Ya por último, a Come Local también se sumó la Escuela Infantil Municipal O Bítere, de Barreiros (Lugo). Además de hortalizas y frutas de temporada, el menú incorporó yogures ecológicos.

A mayores de las degustaciones, SFC tenía previsto complementar la acción con una charla por vídeo para explicar a los niños por qué es importante consumir producto local y cómo identificar los diferentes sellos de calidad.

Ampliado hasta agosto el plazo para solicitar ayudas en regímenes de calidad

Los agricultores interesados en incorporarse a regímenes de calidad tendrán hasta el 18 de agosto (incluido) para solicitar ayudas. La Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal) prorroga dos meses más el plazo para realizar el trámite, suspendido a causa del estado de alarma decretado por la COVID-19.

Cofinanciadas con el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), de las subvenciones podrán beneficiarse las personas físicas o jurídicas, titulares de explotaciones agrarias que cumplan la condición de encontrarse en activo.

En el caso de la producción ecológica, también se considerará nueva participación aquella que se refiera a agricultores que, teniendo actividad previa en el programa de calidad, inicien su labor en el sector con destino al mercado en relación a alguna nueva orientación productiva. En todo caso, esta nueva orientación debe tener una dimensión económica suficiente para superar la consideración de actividad de autoconsumo.

La cuantía de la ayuda será del 100% de los gastos subvencionables realizados, sin superar los 3.000 euros anuales por explotación, durante un período máximo de cinco años. No se tramitarán expedientes con una cuantía inferior a 50 € .

ENLACE AYUDA: https://www.xunta.gal/dog/Publicados/2020/20200213/AnuncioG0528-161219-0001_es.html

PLAZO: 18/08/2020