Archivo de la etiqueta: consumo ecolóxico

El consumo, el punto débil de la producción ecológica

Europa hace una apuesta por la agricultura ecológica y muestra de ello son el Pacto verde, el nuevo marco legal y la futura Política Agrícola Común (PAC). España es el país europeo con más superficie ecológica, 2,44 millones de hectáreas en el 2020, de la UE y el tercero a nivel mundial. A pesar de ello, a día de hoy solo el 10 % de la superficie agrícola española se dedica a producir alimentos orgánicos.

El objetivo fijado por la Comisión Europea está en el 25 % de superficie sostenible para 2030, sin embargo, el “punto débil” del sector ecológico es el consumo y así lo afirma el consejero principal de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la CE, Diego Canga. La media comunitaria se sitúa en 84 € per cápita, pero en España está en 53,41 €, según datos de 2020.

El sector ecológico español no se muestra conforme con todos los cambios que se han establecido en Bruselas y en Madrid para el futuro de su actividad. En líneas generales, es prudente sobre que se pueda conseguir en Europa el Modelo Agroalimentario Ecológico en el horizonte 2030 si no va acompañado de más fondos públicos tanto para la producción como para el trasvase de agricultores convencionales a las prácticas ecológicas certificadas o el impulso del consumo de alimentos bio.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) publicó el pasado mes de diciembre la proyección de un «escenario sectorial» en el supuesto de cumplirse que el 25 % de la superficie agraria útil (SAU) del España estuviese bajo el modelo de producción ecológica. Cabe destacar que a lo largo del presente año, el MAPA tendrá en marcha la nueva “hoja de ruta nacional” para la agricultura ecológica, con medidas prioritarias, como el incremento de la promoción para fortalecer el consumo interior y la elaboración de informes y estadísticas para la toma de decisiones de los operadores.

Montserrat Escutia, secretaria de Vida Sana, ha reconocido que ahora es un “momento histórico” para cambiar el modelo de alimentación europeo de la mano de las estrategias «De la granja a la mesa» y «Biodiversidad del Pacto Verde». “Sobre el papel, todos saben en la UE que el modelo sobre consumo de proximidad y de temporada, desperdicio, envases y producción ecológica tiene que cambiar, pero, cuando llegamos a España, chocamos con un muro», ha sentenciado. Así mismo, ha mencionado la importancia de la agricultura ecológica para la fijación de la población joven y de mujeres en el medio rural, ya que la edad media en esta actividad es mucho menor que en la agricultura convencional.

Reportaje completa: «Somos Agro»,  La Voz de Galicia

La salud, el sabor y el medio ambiente, principales razones para comprar alimentos eco

Aunque hay otras muchas razones, y con el paso del tiempo van cambiando, la salud, el sabor o el medioambiente son los principales motivos que se valoran en el momento de escoger productos ecológicos.

  • En cuanto a la salud, las personas que llevan una vida físicamente más activa y la cuidan están más inclinadas a incluir alimentos ecológicos en su dieta.
  • El sabor se vincula, muchas veces, a los alimentos locales que las personas mayores comían en su infancia, un factor que influye principalmente en las personas de avanzada edad. Además, suele tener más peso en las personas que son menos activas y no dan tanta importancia a la salud.
  • En cuanto al medioambiente, es un motivo que pesa más en ecologistas y colectivos conscientes de los daños medioambientales que suponen las prácticas de agricultura intensiva.
  • Otros de los factores que pueden influir son los siguientes: la preocupación por la seguridad alimentaria y deseo de evitar infecciones tóxicas; la preocupación por el bienestar animal y deseo de apoyar las producciones locales; o que sean productos de moda que les pueden reportar reconocimiento y estatus social.

PERFIL DEL CONSUMIDOR

Los padres y madres, especialmente de bebés o niños pequeños, son algunos de los principales consumidores de alimentos ecológicos. El objetivo fundamental es evitar la acumulación de pesticidas en el organismo durante el desarrollo de sus hijos. Esto empieza ya en el embarazo y luego se traslada al consumo de los primeros alimentos de la crianza. Otros de los consumidores son las personas que siguen dietas vegetarianas o veganas.  Además de estos grupos, en las encuestas salen otros perfiles como personas que tienen mascota o las que practican deporte regularmente, que suelen ser también consumidores de estos productos.

¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES OBSTÁCULOS?

Entre un 40 y un 70 % de la población se muestra positiva hacia este tipo de alimentos, pero tan solo entre un 5 y un 10 % de ellos los compra regularmente. El precio aparece como la barrera más importante a la hora de aumentar el porcentaje de alimentos ecológicos en la cesta de la compra. Otro de los factores es la dificultad para encontrarlos en las tiendas habituales, aunque esta tendencia está cambiando.

Más información

Vegetales, huevos y pan copan el top 10 del consumo eco en Galicia

Los vegetales son los productos ecológicos que se consumen con más frecuencia en Galicia. Hasta un 48,1% de los encuestados los incorpora a su cesta de la compra más de una vez por semana. Así se desprende del último barómetro elaborado por el Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica de Galicia (Craega) para evaluar la percepción y consumo de los alimentos orgánicos.

En segunda posición se encuentran los huevos. El 66,5% de los entrevistados los compra una vez por semana o incluso más. Esta es la misma frecuencia con la que los gallegos adquieren carne fresca eco, un producto que gana terreno en los hogares gallegos y crece 7,2 puntos -de 2014 a 2017- hasta conseguir el 40,4%. Algo semejante sucede con la línea bio del pollo y otro tipo de aves, un alimento que el 36,7% añade a su lista de la compra por lo menos cada siete días. El crecimiento con respeto al análisis anterior es de 8,4 puntos.

Pan, pasta o cereales ecológicos tienen un papel de peso en el informe y ocupan ya el tercero puesto. El 49,6% declaran consumirlos con cierta frecuencia. De este porcentaje, el 26,3% asegura introducirlos en la lista de la compra más de una vez por semana. Con regularidad (53,1%) entran asimismo en los hogares los snacks, dulces, mermeladas, miel o sobremesas no lácteas.

Con frecuencias por debajo del 30%, completan el top 10 las bebidas, conservas y aceites, y congelados. Fuera de los diez primeros puestos y con un porcentaje del 7,27%, se encuentra la alimentación infantil.

Hace falta hacer hincapié en que la base de consumidores eco creció de forma considerable entre 2014 y 2017. Con un incremento del 23,5%, llega ahora al 47,3% de la población gallega.

Según el barómetro del Craega, queda patente que los productos de origen vegetal son la puerta de entrada al consumo ecológico. Así lo ponen de manifiesto el 73,8% de los encuestados. A más distancia le siguen los huevos (7,6%) y los lácteos (7,5%).

PERFIL DEL CONSUMIDOR ECOLÓGICO. De mediana edad, con estudios superiores y con renta alta. Son las características comunes del consumidor ecológico gallego. Tal y como refleja el último barómetro del Craega, la compra de alimentos orgánicos tiene una presencia más intensa entre la gente joven. La mayor parte (55,2%) de los que incluyen los alimentos bio en su cesta de la compra tienen entre 35 y 49 años. Muy de cerca (52,2%) se sitúa el grupo de hasta 34 años. Por el contrario, la consideración de no consumidor aumenta notablemente por encima del 63% entre los mayores de 65 años.

El que compra ecológico suele tener un nivel educativo elevado. Más de la mitad cuenta con Formación Profesional o universitaria. Sin embargo, en los niveles más bajos de instrucción son más abundantes los no consumidores.

Según la actividad que desempeñan, el consumidor eco se presenta con mayor intensidad entre los empleados (53,2%), estudiantes (54,3%) y las personas que realizan labores en el hogar (57,7%).

Ya por último, contribuye a definir el perfil la situación económica de los hogares. Entre los niveles de ingresos más bajos (renta familiar media mensual inferior a 1.000 €) la frecuencia de los consumidores cae al 39,1%. En el extremo contrario (más de 4.000 € por mes), la compra de producto eco sube hasta el 68,8%.

CASI 80 MILLONES DE EUROS EN VENTAS. El Craega crece año tras año. En 2018, las ventas de producto ecológico certificado se dispararon un 33,2% y alcanzaron los 78,7 millones de euros. Alrededor de la mitad del producto certificado se vende fuera de Galicia. De este porcentaje, entre lo 20% y el 30% se comercializa en el mercado exterior.

La leche UHT y la carne avícola, por este orden, son los productos estrella. Con una facturación superior a los 26 millones de euros y un crecimiento de casi 41 puntos, el lácteo es con diferencia lo que más ingresos genera. Galicia certifica el 65% de la leche que se consume en España.

La superficie certificada por el Consejo también anota datos positivos. Con 33.736,44 ha certificadas, el crecimiento durante el curso pasado ronda los seis puntos. La provincia con más terreno en ecológico es Lugo, ya que suma 16.507 ha (el 49% del total).

En cuanto al número de operadores, el Craega registra en este caso una subida de casi ocho puntos y computa 1.152 inscritos al cierre de 2018 (un 125,8% más que en 2008). Con un 37,6%, la vegetal se consolida cómo la producción mayoritaria en el conjunto de la comunidad.

BARÓMETRO 2017: DOCUMENTO COMPLETORESUMEN.