Archivo de la etiqueta: acuicultura ecolóxica

El Craega cumple 25 años certificando la calidad gallega del sector

 

  • El presidente del Craega, Francisco L. Valladares, al frente de la entidad desde el año 2017, destacó que la tendencia del sector siempre fue al alza desde su inicio, tanto del Consejo como de sus propios comienzos como productor ecológico.
  • El balance presentado en el acto en los últimos cinco años (2016-2022) marca una línea ascendente en los tres pilares fundamentales: número de inscritos (con un aumento del 61 % respecto a 2016); hectáreas ecológicas (+64 %) y facturación (+170 %).
  • La Cooperativa Santa María de Loureiro, Alibos Galicia, Verín Biocoop SCG, Jesús Boán Méndez y Miguel Areán y Hijos SL recibieron un homenaje por ser los cinco primeros operadores inscritos en el Consejo.

El Consejo de la Agricultura Ecológica de Galicia (Craega) celebró hoy el 25.° aniversario en un acto que unió a diversas autoridades y operadores y en el que no faltaron la música ni la representación de productos ecológicos gallegos. La ceremonia, que la entidad hizo coincidir con la celebración del Día de la Agricultura Ecológica de la Unión Europea, dio comienzo a la media mañana en el complejo rural lucense A Parada das Bestas (Pidre, Palas de Rei).

El actor gallego Luis Iglesia fue el encargado de conducir el evento, que arrancó con las intervenciones de las autoridades. El presidente del Craega, Francisco López Valladares, estuvo acompañado por el conselleiro del Medio Rural, José González; por el director de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (Agacal), por la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez; por la conselleira del Mar, Rosa Quintana; por el presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé, y por el alcalde de Palas de Rei, Pablo Taboada, además de otras autoridades autonómicas, provinciales y locales que también asistieron como invitados.

Abrió la ronda de intervenciones López Valladares,  quien rememoró su propio comienzo como uno de los primeros operadores, hace 23 años y, a continuación, recordó las palabras del anterior presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que en su presentación en el vigésimo aniversario del Craega le pidió crecer un 20 % la producción ecológica.

Apoyándose en el cuadro de datos comparativos entre los años 2016 y 2022, el presidente del Consejo se mostró muy satisfecho por “haber hecho los deberes”, pues el balance en ese período arrojó una dinámica ascendente en los pilares fundamentales, pasando de 27.716 hectáreas ecológicas a las 45.510, es decir, la superficie ecológica gallega se incrementó en 17.794 ha (+64 %); en cuanto al número de operadores ecológicos, la lista de inscritos subió de 945 a 1.523, esto es, 578 más (+61 %); finalmente, el volumen de negocio también mostró una evidente tendencia al alza, ya que hace cinco años se facturaron cerca de 42 millones de euros, y en junio de este año se consiguieron cerca de 113 millones, es decir, el aumento fue de más de 70 millones de euros (+170 %). Con estas cifras, considera que dieron “la misión por cumplida”. Tras agradecer la presencia de los tres conselleiros asistentes a este evento, el presidente también aprovechó para advertir que aún queda “mucho camino por recorrer” y que “hay que arrimar el hombro” para conseguir cumplir la agenda de la Unión Europea, que exige conseguir para el año 2030 que el 25 % de superficie agraria útil (SAU) sea de producción ecológica. López Valladares también les dio las gracias a todos los invitados, a los antiguos presidentes, a todas las instituciones y al equipo humano, y se congratuló de estar celebrando su cuarto de siglo en el primer Día de la Agricultura Ecológica de la UE.

A continuación tomó la palabra el presidente de la Diputación, José Tomé, quien destacó el Craega como “un elemento clave para la evolución del sector” y manifestó la importancia del “valor añadido que significa la producción ecológica para el sector primario” y animó a seguir trabajando.

La tercera en intervenir fue Rosa Quintana, la titular de la Consellería del Mar, quien, tras felicitar al equipo de hoy y del pasado, agradeció el compromiso adquirido con la tierra y con el mar, “más verde y más azul” gracias a su labor de estos 25 años y, como representante de la Administración pública, se comprometió a seguir trabajando por el subsector eco del mar: “Galicia seguirá sabiendo a mar”, apuntó en el final de su charla.

Tras ella subió a la palestra Ángeles Vázquez, conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, quien también se sumó a las felicitaciones y le dio las gracias al Consejo por “hacer de Galicia un lugar mejor” e invitó a continuar en este camino para “alcanzar la excelencia”.

Cerró la ronda de intervenciones José González, el conselleiro del Medio Rural, quien en su discurso puso el foco en la importancia de la labor de la agricultura ecológica para impedir los incendios de nuestro territorio y recordó que, tras conseguir las casi 46.000 ha de superficie agraria en ecológico, el “gran reto es mantenerlas”. Asimismo, apuntó dos grandes objetivos más: revertir el abandono de la tierra y cumplir la normativa que impone Europa de conseguir llegar a producir el 25 % de la superficie agraria en ecológico.

 HOMENAJE A LOS HISTÓRICOS

El Craega quiso rendirles un homenaje a los cinco operadores más veteranos, pues fueron partícipes del nacimiento de este Consejo. En el transcurso del acto se proyectaron vídeos con las declaraciones de los cinco empresarios, que recibieron su respectivo galardón en reconocimiento a todos estos años de trabajo:

La Cooperativa Santa María de Loureiro (O Irixo, Ourense), con Antonio González Bernárdez al frente, empezó a certificar kéfir, queso fresco y yogur natural. González Bernárdez hizo hincapié en las inspecciones que hacen desde el Consejo para otorgar el sello: “Esto hace que se presente un producto de calidad y extraordinario para la salud”.

Por su parte, la entidad Alibos Galicia (Monterroso, Lugo) dispone en ecológico de castañas congeladas a granel y en puré. Su representante, Xesús Quintá García, rememoró su inicio: “Para nosotros fue una oportunidad, ya que muchos clientes extranjeros nos demandaban productos ecológicos” y se congratuló de que su proyecto continúe a crecer a escala internacional.

Verín Biocoop SCG (Verín, Ourense), dirigida por José Luis Vaz, es otra de las primeras firmas con el selo del Craega. Esta cooperativa certifica carne de carnes de caprino, ovino, vacuno y hamburguesas de ternera. “Para mí fue un honor meterme en la producción ecológica, trabajar con el Craega y ver que ya tenemos unos resultados interesantes después de recorrer este proceso”, señaló Vaz.

Miguel Areán y Hijos SL (Chantada, Lugo) también me forma parte de la lista más antigua. Bajo la firma comercial Naiciña, Miguel Areán y su hijo Miguel Ángel Areán producen castañas congeladas a granel, en caldo de azúcar, en puré, en crema, precocidas y en harina. “Llevamos 25 años trabajando con el Craega y cada día tenemos más ventas, hay más futuro”, apuntó Miguel Areán.

El quinto homenajeado fue Jesús Boán, otro productor de castañas que trabaja desde Taboada (Lugo), quien se mostró muy satisfecho por producir castaña en ecológico y declaró que “merece la pena, pero ojalá hubiera más gente y más interés en promover este tipo de productos, que son excelentes y sanos”.

MÚSICA, GASTRONOMÍA ECO Y ESCAPARATE DE PRODUCTOS ECOLÓGICOS

Tras los discursos oficiales y la entrega de premios, los invitados disfrutaron de un día festivo, en el que pudieron saborear un menú a base de pinchos elaborados con productos eco in situ por María Varela (A Parada das Bestas), Álvaro Villasante (restaurante Paprica, Lugo), Martín Mantilla (restaurante Berso, Sober), Criselda Iglesias (Tapería Lecer, Cangas do Morrazo, Pontevedra), Héctor López (restaurante España, Lugo) y José Manuel Mallón (Espazo Gastronómico Remollo, Ames, A Coruña), una comida que estuvo amenizada por las actuaciones de The Sar Swing Quintet, Marcos Vázquez y Mekanika Rolling Band.

Asimismo, con el objetivo de darle más visibilidad a producción ecológica gallega que cuenta con el sello del Craega, durante todo el acto se pudo ver una muestra significativa de productos que aportaron algunos de los operadores que se integran en la entidad.

AGRADECIMIENTOS

El Consejo les agradece a todas las autoridades su presencia en este acto conmemorativo, así como a los operadores que se acercaron a conmemorar el cuarto de siglo, puesto que sin ellos todo esto no sería posible. También les dan las gracias a todas las personas que se encargaron de la organización de la cita en A Parada das Bestas y a los músicos que pusieron la banda sonora a esta jornada.

El consumo, el punto débil de la producción ecológica

Europa hace una apuesta por la agricultura ecológica y muestra de ello son el Pacto verde, el nuevo marco legal y la futura Política Agrícola Común (PAC). España es el país europeo con más superficie ecológica, 2,44 millones de hectáreas en el 2020, de la UE y el tercero a nivel mundial. A pesar de ello, a día de hoy solo el 10 % de la superficie agrícola española se dedica a producir alimentos orgánicos.

El objetivo fijado por la Comisión Europea está en el 25 % de superficie sostenible para 2030, sin embargo, el “punto débil” del sector ecológico es el consumo y así lo afirma el consejero principal de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la CE, Diego Canga. La media comunitaria se sitúa en 84 € per cápita, pero en España está en 53,41 €, según datos de 2020.

El sector ecológico español no se muestra conforme con todos los cambios que se han establecido en Bruselas y en Madrid para el futuro de su actividad. En líneas generales, es prudente sobre que se pueda conseguir en Europa el Modelo Agroalimentario Ecológico en el horizonte 2030 si no va acompañado de más fondos públicos tanto para la producción como para el trasvase de agricultores convencionales a las prácticas ecológicas certificadas o el impulso del consumo de alimentos bio.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) publicó el pasado mes de diciembre la proyección de un «escenario sectorial» en el supuesto de cumplirse que el 25 % de la superficie agraria útil (SAU) del España estuviese bajo el modelo de producción ecológica. Cabe destacar que a lo largo del presente año, el MAPA tendrá en marcha la nueva “hoja de ruta nacional” para la agricultura ecológica, con medidas prioritarias, como el incremento de la promoción para fortalecer el consumo interior y la elaboración de informes y estadísticas para la toma de decisiones de los operadores.

Montserrat Escutia, secretaria de Vida Sana, ha reconocido que ahora es un “momento histórico” para cambiar el modelo de alimentación europeo de la mano de las estrategias «De la granja a la mesa» y «Biodiversidad del Pacto Verde». “Sobre el papel, todos saben en la UE que el modelo sobre consumo de proximidad y de temporada, desperdicio, envases y producción ecológica tiene que cambiar, pero, cuando llegamos a España, chocamos con un muro», ha sentenciado. Así mismo, ha mencionado la importancia de la agricultura ecológica para la fijación de la población joven y de mujeres en el medio rural, ya que la edad media en esta actividad es mucho menor que en la agricultura convencional.

Reportaje completa: «Somos Agro»,  La Voz de Galicia

El Craega colaborará en la cata de productos del mar eco en el Salón Gourmets

La Xunta de Galicia, a través de la Consellería del Mar, estará presente en la  34.ª edición del Salón Gourmets, que tendrá lugar del 18 al 21 de octubre en el recinto ferial de IFEMA, con el espacio degustación «Galicia sabe amar».

Dentro del programa de actividades, el Craega colaborará el lunes 18 de octubre en la cata de productos ecológicos del mar en la cata titulada «Galicia sabe amar: la mar de natural», que estará a cargo de Criselda Iglesias (Tapería Lecer, Cangas do Morrazo).

Programa de actividades

 

El Craega y la Consellería del Mar se reúnen en Vilanova para apoyar la labor del sector acuícola en ecológico

Con el fin de visibilizar el sector de la acuicultura ecológica, el día 17 de septiembre diversos representantes del Craega se desplazaron hasta el ayuntamiento pontevedrés de Vilanova de Arousa, donde pusieron en marcha una serie de actividades.

En primer lugar, los vocales del Consello celebraron un Pleno en el Centro Cultural Teatro-Auditorio Valle Inclán, sito en la villa arousana. Seguidamente,  se reunieron con el director de la Agencia Gallega de Calidad Alimentaria (Agacal), José Luis Cabarcos Corral,  y con la directora de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnológica,  Mercedes Rodríguez Moreda, y el equipo visitó la conservera conserveira Antonio López Lafuente (Pan do Mar).

De izquierda a derecha: José Luis Cabarcos; Mercedes Rodríguez Moreda; Francisco López Valladares, presidente del Craega; Ramón Fernández Conchas, representante de la Consellería del Mar en el Pleno, y Álvaro Pérez-Lafuente, de la empresa Pan do Mar

El evento se cerró con una comida a base de productos ecológicos en la que se incluyeron productos del mar, a la que asistió la conselleira del Mar, Rosa Quintana Carballo. En este encuentro se debatieron diversos aspectos relacionados con el sector primario en ecológico que depende de esta consellería, como son el cultivo de algas y las bateas.

De izquierda a derecha: Javier García y Francisco López Valladares -secretario y presidente del Consello-, Rosa Quintana; Gonzalo Durán, alcalde de Vilanova de Arousa; Mercedes Rodríguez, José Luis Cabarcos y Juan Carlos Juncal Piñeiro, vocal del Craega

La despensa del mejillón bio está en Galicia

El Craega registró 3.124 toneladas de mejillón ecológico en 2018, casi el 60% de lo que se certifica en el conjunto del Estado.

Con 2.500 km de costa, Galicia es líder absoluto en acuicultura bio de España. El monopolio recae en la ría de Arousa, a más extensa del Estado. Salvo un mínimo porcentaje procedente de la ría de Aldán (Cangas do Morrazo), de ese laberinto escarpado de islas y arrecifes salieron las 3.124 toneladas que el Craega registró en 2018. Según el informe sobre producción ecológica que el Ministerio de Agricultura publicó recientemente, el noroeste peninsular mantiene el monopolio en acuicultura y absorbe el 59,4 % de lo que se certifica en el conjunto del Estado. En algas con etiqueta verde, Galicia también se sitúa en cabeza. De las 721 toneladas que se comercializaron en el país, 636 tenían aquí su origen.

Del mejillón ecológico y de cómo se fue haciendo un hueco en el mercado internacional sabe mucho Juan Carlos Juncal Piñeiro. Presidente de la Asociación de Produtores Mexilloeiros San Amaro y vocal del Craega, conoce como pocos los 230 km2 de la ría de Arousa. Pioneros en la producción del molusco con sello, en ese rincón singular del litoral gallego el colectivo gestiona 41 bateas repartidas en manos de 26 socios.

«Los principios fueron dífíciles. Comenzamos certificando dos bateas para industria y el primer año sólo vendimos el 20% de la producción. El resultado no pagaba el esfuerzo, pero era una apuesta de futuro con un producto innovador», recuerda Juncal. La primera gran eclosión llegó en 2013. San Amaro empezó a vender fresco para Francia, un país con niveles de consumo ecológico muy elevados. La entrada en el mercado galo ejerció un efecto llamada y, al colectivo con sede en Vilanova de Arousa, se sumaron miembros de otras organizaciones, primero los de la Rianxeira y, más tarde, los de A Illa. Conscientes de las dificultades para introducir el bivalvo en los circuitos comerciales, después se inscribió también algún cocedero de mejillón y alguna depuradora, algo que sirvió para darle el ánimo definitivo al sector.

El mercado del mejillón eco se encuentra en un estado embrionario. «Aunque tres mil toneladas parezca una gran cantidad, supone poco más del 1 % del mejillón gallego comercializado. Partiendo de la calidad de las aguas, hoy en día se podría certificar más de un 90 % de nuestro molusco», añade.

Fuente: ‘Agricultura ecológica. Estadísticas 2018’, Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

FRANCIA, El MERCADO MÁS APETITOSO. Francia es el tercer mercado de alimentos ecológicos a escala mundial y el noveno que más gasta al año en productos bio per cápita (101 €). Son datos de un informe del ICEX, en el que también se pronostica que el sector aspira a alcanzar los 12.000 millones de euros en 2020.

En Arousa fueron capaces de percibir las oportunidades de un país que hizo del mejillón fresco -no disponible en su mercado- una de las estrellas de su despensa. El sello del Craega resultó fundamental para abrirse camino. Además de suponer un valor añadido, la certificación «nos permitió conseguir estabilidad tanto en precio como en ventas», explica el presidente de San Amaro.

Desde las Rías Baixas auguran que el futuro del molusco pasa por convertirse en ingrediente de platos elaborados, en consonancia con la tendencia de los mercados. Hoy se comercializa de manera muy semejante al convencional, tanto en conserva como en fresco. Este último es el que más demanda registra en el seno de San Amaro, algo que desde la agrupación atribuyen a que, con este formato, tiende a identificarse con un producto gourmet

Juan Carlos Juncal Piñeiro, presidente de la Asociación de Produtores Mexilloeiros San Amaro

DIFERENCIAS ENTRE MEJILLÓN BIO Y CONVENCIONAL. La calidad del agua es el principal criterio a la hora de establecer los límites entre el mejillón bio y el convencional. Según estipula la normativa de acuicultura ecológica, el molusco con etiqueta verde debe producirse en polígonos situados en zona sanitaria A o B (alta calidad). De analizar la calidad del agua se ocupa el Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia (Intecmar).

Con el peso que tiene el entorno para el sector bateeiro, Juncal hace hincapié en que el mayor reto para los productores y los marineros de las rías gallegas «es conservar el medio en el que trabajamos, evitando que los intereses de empresas y personas sin escrúpulos los deterioren de forma irreparable».

A corto-medio plazo, todo apunta a que se irán creando pequeños grupos de productores que asumirán la gestión de 20 o 30 bateas a fin de amortizar recursos y sacar mayor rendimiento a la producción.

Mejillón al margen, el también vocal del Craega ve más allá y apela a la Administración para que fomente el consumo de productos ecológicos. En esta línea urge medidas como la puntuación de los alimentos bio en los concursos de comedores gestionados por los poderes públicos o la aplicación del IVA superreducido.

Galicia encabeza la producción de carne avícola y cerró 2018 con un balance de 1.078 toneladas.

LÍDER EN LECHE Y CARNE AVÍCOLA. El informe del Ministerio de Agricultura pone de relieve que Galicia sigue ganando peso en producción ecológica año tras año. La superficie dedicada a este tipo de cultivo creció un 7,9 % solo en un ejercicio y, además, la comunidad logró encabezar ciertos sectores como la leche, la carne avícola, los huevos o la miel.

España sumaba 7.923 explotaciones ganaderas ecológicas en 2018, dos puntos más que en el ejercicio precedente. Con más de la mitad de las granjas certificadas del conjunto del Estado, Galicia lidera la producción láctea del país y anotó 15.697 toneladas de un total de 27.837. No obstante, cae hasta el quinto puesto en producción de carne. Únicamente 165 de las que hay en España se sitúan aquí y, de hecho, su peso en el balance es poco significativo: 207 toneladas frente a las más de 23.000 que computa el Estado en su conjunto.

En cuanto a ave de corral, Galicia también merece un lugar destacado. Por detrás de Cataluña, es la segunda comunidad con más explotaciones (30) de este tipo. Sí que encabeza, no obstante, la producción de carne avícola y cerró el año con un cómputo de 1.078 toneladas (de las 1.289 de España).

El informe del Ministerio también otorga un hueco te sobresaliente a los huevos ecológicos. De las 21 granjas inscritas en Galicia salieron 22.141 unidades, cifra que le atribuye la segunda posición en este segmento. Algo parecido sucede con la miel. Galicia presume de ser la tercera comunidad en suma de explotaciones (31). En ellas se reparten 14.562 colmenas que produjeron 170 toneladas de miel, cantidad que deja de nuevo a Galicia en el número tres de la lista.

El monopolio del mejillón eco, Xanceda y leches bio con premio, en la revista 52 del Craega

Con 2.500 km de costa, Galicia es líder absoluto en acuicultura bio de España. Salvo un mínimo porcentaje procedente de Aldán (Cangas do Morrazo), de la ría de Arousa salieron las 3.124 toneladas que el Craega registró en 2018, tal y como se desprende del último informe del Ministerio de Agricultura. 

La revista 52 del Consello -ya disponible en formato digital– lleva este tema a portada y habla con Juan Carlos Juncal Piñeiro, presidente de la Asociación de Mejilloneros San Amaro, para recordar cómo fue el despegue del sector y cuáles son sus perspectivas.

Premio Empresarias de Galicia 2019, Cristina Fernández-Armesto, socia de Casa Grande de Xanceda y nieta de los fundadores, protagoniza las dos páginas de entrevista. También figuran en el sumario los ganadores en ecológico de los Exceleite, Casa Codesal y Ganadería Pear SC. 

En esta edición no faltan las ecorrecetas, esta vez con Adrián Maneiro (cocinero del Hotel Attica 21 Coruña Matogrande y ganador del primero premio en la IX edición Cocina con Castaña de Galicia), y el calendario de ferias sectoriales.

Descargar revista

Nueva sección de cocina orgánica y un mapa ecoagroturístico para celebrar los 50 números de la revista

La revista del Craega cumple 50 números y, para celebrarlo, llega cargada de nuevos contenidos. Para exprimir la época estival, la publicación ha confeccionado un mapa de ecoagroturismo con 11 visitas distribuidas por toda Galicia. Las propuestas sirven para descubrir cómo se planta té en la comunidad, qué hacer para convertirse en apicultor por un día o cómo aprender a hacer queso.

El sumario incorpora además una nueva sección de gastronomía eco. Las recetas de Martín Mantilla (a punto de abrir el restaurante Berso, Sober), María Varela (A Parada das Bestas, Palas de Rei) y Noelia Figuerias (Amodo, Vigo) pondrán otro color a la mesa durante la época estival. 

El equipo de redacción ha hablado también de comedores escolares con Xavier Simón Fernández, profesor de la Universidade de Vigo e integrante del Grupo de Investigación en Economía Ecolóxica, Agroecoloxía e Historia. Ya por último, la revista recopila el balance de acuicultura ecológica y los planes de expansión del Craega.

La publicación impresa -de carácter gratuito- llega al buzón de los más de mil operadores del Consello. La versión online es de acceso libre. En este enlace puedes descargarla en PDF y  en este otro visualizarla en ISSUU. 

La producción acuícola ecológica casi se cuadriplica en un lustro y supera los 16 millones de euros

Embarcación extrayendo mejillón ecológico de una batea certificada por el Craega en la ría de Arousa. Foto: Craega

La acuicultura ecológica gallega casi ha cuadriplicado su facturación en el último lustro. 2018 se ha cerrado con un volumen de ventas superior a los 16,9 millones de euros –casi 12 millones de euros más que en 2013- gracias sobre todo al tirón de los productores de mejillón y a la extracción sostenible de algas. Lo que viene del mar adquiere cada vez más peso en el seno del Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) y a día de hoy representa ya el 21,4% del monto total de sus ingresos (78,7 millones). Para satisfacer la demanda de un sector con grandes perspectivas de crecimiento, la entidad pública estrenará en los próximos meses una segunda sede en Boqueixón. Así lo anunció hoy en Vilanova de Arousa el presidente del organismo, Francisco López Valladares, en el transcurso de un recorrido por la ría para conocer de primera mano este tipo de producción. Además de integrantes del pleno del Conselllo y de autoridades locales, estuvo acompañado por la directora xeral de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnolóxica, Mercedes Rodríguez Moreda; y por el director de la Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal), Manuel Rodríguez Vázquez.

“Galicia es pionera en producción de mejillón ecológico en Europa. Desde que en 2010 salieron las primeras 12 toneladas de la ría de Arousa, el sector no ha dejado de crecer. El consumidor valora cada vez más lo ecológico, tanto por cuestiones de salud como de respeto al medio ambiente”, argumentó López Valladares. El presidente del Craega hizo hincapié en que el crecimiento del sector ha sido paulatino y constante desde entonces. Superado el período de conversión obligatorio que estipula la normativa para las bateas (tres meses), la primera gran eclosión se registró en 2013. Entonces se computaron 66 plataformas flotantes. Su gestión estaba repartida entre 34 empresarios.

El éxito del primer mejillón ecológico en el mercado, en particular en los circuitos internacionales, siguió empujando poco a poco a un segmento que hoy suma 208 bateas. Este sector facturó en 2018 más de 4,1 millones de euros, casi 38 veces más que cinco años antes. El 97% se encuentra en Arousa y el resto un poco más al sur, en Cangas do Morrazo. El negocio se distribuye entre 42 operadores, el 70% agrupados bajo el paraguas de la Asociación de Mexilloeiros Illa de Arousa.

Valladares explicó que más de la mitad del bivalvo con sello se destina al mercado exterior. Alemania, Reino Unido y Austria, por este orden, son los principales importadores. El molusco gallego también llega a Dinamarca, Países Bajos e Italia.

ALGAS Y PRODUCTOS INDUSTRIALES. Concentrada también en las provincias atlánticas, la producción acuícola ecológica ha encontrado otro nicho de mercado en la recogida sostenible de algas. El volumen de ventas certificadas del curso pasado alcanzó los 959.720 euros, prácticamente dos veces más que en 2013. Sus propiedades nutritivas y el protagonismo que va adquiriendo poco a poco la nueva cocina están convirtiendo este producto en una delicatesen muy apreciada, en particular fuera de nuestras fronteras.

Algas y mejillón son la base de otra actividad que contribuye a incrementar de forma exponencial las ventas. Con un resultado de 11,8 millones de euros en 2018, las industrias absorben el 69,8% de la facturación acuícola con sello del Craega. Las conservas de pescado (9.813.582 €) son el producto estrella. Aunque con menor peso en las cuentas (dos millones de euros), se van abriendo paso los preparados alimenticios (salsas, ensaladas envasadas, patés, etc). En este caso el domicilio social de las empresas va más allá de las provincias atlánticas y aparecen también firmas con sede en Lugo y Ourense.

SEGUNDA SEDE EN BOQUEIXÓN. Para dar visibilidad al peso que ha adquirido la acuicultura ecológica en los últimos años, el Craega celebró este viernes su primer pleno al lado del mar, en el pazo de Vista Real. Fue después de realizar un recorrido en catamarán por la ría y de comer con la conselleira del ramo, Rosa Quintana, en la localidad arousana.

El encuentro sirvió para aprobar la puesta en marcha de la segunda sede del Consello en Boqueixón. Extensión de las oficinas que desde 1997 funcionan en Monforte de Lemos, el estreno en este punto estratégico (al lado de Santiago y alineado con el corredor A Coruña-Vigo) tiene como objetivo satisfacer la demanda acuícola y, al mismo tiempo, des localizar la gestión del Craega para acercarse a las provincias atlánticas.

Las nuevas instalaciones estarán en las instalaciones que la Xunta le cede a la entidad en el pazo de Sergude, edificio en el que ya comparten techo otros consellos reguladores. Para abrir el nuevo servicio, el Consello contratará a dos técnicos que centrarán su actividad en las provincias atlánticas.

La segunda sede pretende además paliar los problemas de espacio que ahora mismo atraviesa el organismo que controla y certifica la producción ecológica en Galicia. En la actualidad ocupa varias salas del inmueble Multiusos de Monforte, en virtud de acuerdo con el Concello que está a punto de expirar. En esta línea, el equipo de gobierno reiteró su interés de llegar a un acuerdo con la Diputación de Lugo para mudarse al Pazo de Tor.

Consultar la normativa de acuicultura ecológica completa.

Tablas con los balances de acuicultura ecológica 2013-2018.

[rl_gallery id=»2117″]

El Craega sortea 25 juegos de acuicultura ecológica

De eco a eco y tiro porque es un alimento completo. De Craega a Craega y que certifica la producción ecológica gallega. El juego de la acuicultura ecológica del Consello es una forma amena de acercar a los más pequeños conceptos como el reciclaje, la reconversión, la marea roja o el logo europeo de producción ecológica. Los recuadros del tablero son muy parecidos a los de la oca tradicional. La única salvedad es que los motivos están inspirados en el mar.

Pensado para dos o más jugadores, incluye tablero, un dado y una ficha para cada participante. La dinámica es muy sencilla. Empieza a jugar el que obtenga mayor puntuación con el dado. El objetivo es llegar a la posición central de los logos de producción ecológica certificada.

El Consello sortea 25 juegos a través de las redes sociales. Para participar en la promoción que lleva el nombre de #PropósitoEcolóxico2019, solo hay que dar clic en ‘Me gusta’ en la publicación y responder a una pregunta muy sencilla incluyendo este hashtag. Los que deseen probar suerte solo tienen que entrar en los perfiles oficiales de Facebook e Instagram del Craega y seguir los pasos indicados. El plazo se cierra el 15 de febrero. Consultar las bases aquí.