Todas las entradas de: CRAEGA

Ensalada de lacón de porco celta con huevo escalfado y vinagreta a la gallega con castañas asadas

INGREDIENTES/PERSONA:

  • 80 gramos de brotes tiernos de lechuga, espinacas, remolacha, rúcula…
  • 1 huevo entero
  • 50 gramos de lacón cocido
  • 5 castañas asadas
  • 1 cucharadita de pimentón dulce 
  • Cantidad suficiente de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • Sal
  • Pimienta negra molida c/s
  • Pimentón dulce para decorar

ELABORACIÓN:

  • Lavamos los brotes tiernos y los dejamos en la nevera en agua con hielo durante una hora para que estén muy crujientes. 
  • Escalfamos el huevo y para eso ponemos agua a hervir con sal y un chorrito de vinagre. Cuando el agua hierva, apagamos el fuego y añadimos el huevo sin cáscara, arropamos la clara alrededor de la yema para que resulte más bonito y tapamos.
  • Dejamos cocer durante tres minutos. Retiramos el huevo y lo introducimos en agua fría con hielo. 
  • Preparamos la vinagreta calentando el aceite de oliva, incorporamos el pimentón dulce con cuidado de que no se queme y dejamos reposar para poder decantar el aceite y eliminar los restos de pimentón. Con una medida de vinagre, disolvemos la sal e incorporamos el aceite de oliva virgen de pimentón. Añadimos las castañas asadas peladas y picadas a la vinagreta. 
  • Escurrimos los brotes y los mezclamos con un poco de vinagreta, los colocamos en el plato y encima añadimos lascas de lacón y en medio un huevo escalfado bien escurrido. 
  • Salseamos con la vinagreta y ponemos trozos de castañas por encima. Espolvoreamos un poco de pimentón dulce y servimos. 

Descarga la ecoreceta en PDF en este enlace.

Premios para el sector pesquero en la nueva edición del certamen Innovación para Mujeres Rurales

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación acaba de convocar los Premios de Excelencia a la Innovación para Mujeres Rurales 2019. La ampliación a sectores del medio rural en zonas costeras es la principal novedad de la décima edición. De este modo, pueden concurrir en el certamen las productoras del sector pesquero, clave en el desarrollo económico del país, en la fijación de población y en la preservación de medios de vida tradicionales y sostenibles en el litoral.

Otro de los estrenos es la concesión de un primer, segundo y tercer galardón en las distintas categorías, a los que corresponden dotaciones económicas por valor de 18.000, 12.000 y 7.500 euros respectivamente. La excepción es el reconocimiento por la trayectoria vinculada al apoyo a mujeres rurales por ser de carácter honorífico.

El premio tiene como objetivo dar visibilidad a las mujeres de los sectores rural y pesquero, y también ayudar a desarrollar y consolidar sus proyectos.

La iniciativa nace con el cometido de distinguir proyectos nuevos, originales e innovadores realizados por mujeres rurales y actuaciones que reconozcan su trabajo. Otra de las finalidades es promover su incorporación e inserción laboral en el territorio. El plazo de presentación concluye el 5 de agosto. Hay cuatro categorías:

1) Excelencia a la innovación en la actividad agraria.
2) Excelencia a la innovación en la actividad pesquera o acuícola.
3) Excelencia a la innovación en diversificación de la actividad económica en el medio rural o zonas costeras rurales.
4) Excelencia a la comunicación.

El Craega apoya el documento de la SEAE ‘Evidencias científicas de la producción ecológica’

¿La agricultura ecológica es más respetuosa con el medio ambiente? ¿Es el modelo actual de producción de alimentos sostenible? ¿Son los alimentos ecológicos más saludables? … Estas son algunas de las preguntas planteadas con más frecuencia cuando se habla sobre producción ecológica. Las respuestas no siempre resultan las más ajustadas a la realidad. Por eso, la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) ha elaborado un documento recopilatorio que recoge estudios e investigaciones sobre las principales contribuciones de la producción ecológica a tres ámbitos: al medio ambiente, a la salud de las personas y calidad de los alimentos, y a una sociedad más justa y equitativa. 

El Craega, junto con un centenar de organizaciones representativas del sector, acaba de adherirse a este documento clave para la agricultura ecológica. 

El artículo  se basa, principalmente, en meta-análisis publicados en los últimos 15 años. Presenta una relación de argumentos científicos que pueden servir como herramienta para contrarrestar mensajes tendenciosos (o directamente falsos) en contra de la producción ecológica. «Se trata de que cualquier persona o colectivo, relacionado directa o indirectamente con la producción ecológica, disponga de argumentos que evidencian científicamente las aportaciones ambientales, sociales y la salud de la producción ecológica», comentan desde la SEAE.

Además del Craega, también apoyan este documento los consejos reguladores de Murcia, Cataluña, Valencia, Castela e LeónBaleares. También se sumaron Intereco, la Asociación Vida Sana, Greenpeace, Ecologistas en Acción, Del campo al cole y un largo etcétera.

Evaristo Rodríguez (Abadía da Cova): “No es cierto que el vino ecológico tenga menos calidad”

Evaristo Rodríguez-Abadía da Cova-Adegas Moure
Evaristo Rodríguez (segundo por la izquierda), gerente de Adegas Moure, durante la presentación de la última cosecha. Foto: Adegas Moure

Corría 2010 cuando Abadía da Cova presentaba su primer vino ecológico certificado por el Craega. Nueve años después el hijo más mimado de Adegas Moure acaba de hacerse con el Acio de Oro en las Catas de Galicia 2019. Organizado por la Consellería do Medio Rural, el certamen reconoce cada año los mejores vinos y aguardientes que se producen en la comunidad. A la hora de elegir ganador de la categoría orgánica, el jurado se fijó en una variedad de la D.O. Ribeira Sacra. Detrás del galardón hay una empresa con sólidos valores que inició su andadura hace casi un siglo en O Saviñao. Hoy es una de las imágenes más reconocidas de la zona. Hablamos con Evaristo Rodríguez, gerente de Adegas Moure.

¿Por qué Abadía da Cova decide iniciar su aventura con lo ecológico?
Siempre hemos tenido una filosofía de respeto al medio y así se mantiene en la etapa que vivimos ahora de relevo generacional, incluso con más incidencia. Aplicamos los mismos principios a la hora de realizar tratamientos o hacer elaboraciones, tanto en convencional como en ecológico. Pero no tenemos todo certificado por las características de nuestras parcelas. Conseguir productos sanos y respetuosos con el medio y con la naturaleza son conceptos que están pegados a nuestra marca. Y pienso que es algo fundamental para cualquiera que tenga sensibilidad por el mundo vinícola y en particular para los que trabajamos todos los días en el sector agrario. El cambio climático está ahí.

Una aclaración para profanos, ¿cuál es la diferencia entre un vino eco y uno convencional?
Las principales diferencias están más en la viticultura que en la elaboración. Hay quien tiene la necesidad de hacer vinos naturales y sanos, y además de calidad. Lo más reseñable es la sensibilidad que muestra lo ecológico con el medio: no se emplean herbicidas y los tratamientos son menos agresivos.

En Galicia, es particularmente difícil producir vino eco
Sí. Tenemos una viticultura con bastante riesgo. La humedad y la temperatura provocan que proliferen los hongos y, por si acaso, uno intenta preservar la cosecha con lo que tenga a mano. También es cierto que en la convencional, a veces, usamos cañones para matar moscas. Cuanto más agresivos sean los productos que utilizamos, más desequilibrio provocamos. Es decir, hacemos a las plantas más sensibles a las enfermedades y más resistentes a los tratamientos. En ecológico, la viticultura es mucho más respetuosa. Hay productos fitosanitarios certificados que funcionan muy bien frente a algunas dolencias. En este sentido, estamos en una etapa de grandes cambios.

¿Qué matices de sabor definen al vino premiado?
Es un vino afrutado, ligero, natural… Refleja muy bien las características del suelo en el que se produce. Es muy mineral. También se trata de un vino menos corpulento que otros porque no se puede arriesgar buscando grandes maduraciones y que aparezca botritis (un hongo que pudre las vides). En resumen, es muy fácil de beber, muy en boga con lo que se demanda hoy en día en el mercado. Nosotros queremos ir en esa línea también con otras variedades, sobre todo con los vinos jóvenes. En realidad, esa es la vocación típica en nuestra zona. La Ribeira Sacra da una mencía muy afrutada, acorde con la vida del paisano antiguo.

Evaristo Rodríguez, izquierda, con Núñez Feijóo y Francisco López Valladares, presidente del Craega, mostrando el premio de las Catas de Galicia 2019. A la derecha, foto del Abadía da Cova Ecológico galardonado.

¿Cuál es la diferencia entre los vinos de la Ribeira Scra y los de otras zonas de España?
Aquí no tenemos que envejecerlos para que sean bebibles. En muchas zonas de España se trabaja con variedades que son más ásperas, con más cuerpo… Y por lo tanto hay que abordar procesos de elaboración más largos, en particular con los crianzas. Todo depende del estilo de vino, de la variedad, de su grado de maduración… Salvo que se sometan a fermentaciones especiales, es muy difícil que resulten bebibles. Por eso, son fundamentalmente de barrica. Sin embargo, los de la Ribeira Sacra tienen otro tono que viene marcado por las características del suelo y la climatología. Son vinos porosos, afrutados, ligeros, ideales para diferentes combinaciones que tenemos en nuestro territorio.

¿Hacia dónde les gustaría que evolucionara la producción eco de Adegas Moure?
Queremos que toda nuestra producción vaya por esa vía. Pero nos resulta muy difícil, sobre todo por la gran parcelación que hay en los viñedos. Nuestras fincas son pequeñas, antiguas y están rodeadas por terrenos de otros propietarios que, en muchos casos, trabajan en convencional. En estas circunstancias es muy difícil conseguir la certificación.

Al igual que sucede con otros productos, ¿en el caso del vino orgáncio también se percibe un incremento de la demanda?
Nuestro vino ecológico se agota, aunque no es de los que tiene más tirada (5.200 botellas en 2018). Por el momento la demanda procedía del mercado internacional, pero ya notamos que aquí hay cada vez más gente que lo pide. No es cierto que el vino ecológico tenga menos calidad. Esa idea ha quedado atrás. Estamos encantados con el Abadía da Cova ecológico, nos parece muy bueno y está a la altura de cualquiera de nuestros vinos jóvenes. De algún modo, el premio de las Catas de Galicia viene a refrendar lo que pensamos.

¿Con qué marida bien este vino?
Con pulpo, con cocido… Con cualquiera de los combina a la perfección. Al ser un vino tan ligero y fresco, se puede beber más de un vasito.

Más de 20 empresas eco se apuntan a Biocultura Madrid 2019

Biocultura Madrid 2018. Stand Craega
Stand del Craega en Biocultura Madrid 2018

Por cuarto año consecutivo, el Craega estará en Biocultura Madrid. Considerada una de las ferias más importantes del Estado, tendrá lugar entre el 7 y el 11 de noviembre en Ifema. Con enorme interés para el sector, en esta ocasión se han inscrito más de 20 empresas certificadas.

Dirigida a profesionales y consumidores, la Asociación Vida Sana prevé la participación de 800 expositores y 74.500 visitantes. En paralelo, la organización está trabajando en un intenso programa con más de 400 actividades para que la 35ª edición de Biocultura Madrid sea un éxito.

El pabellón 10 de Ifema está reservado para más de 18.000 referencias de productos de alimentación ecológica. En el recinto también habrá hueco para productos de higiene y cosmética con ingredientes certificados. La moda sostenible y todo lo relacionado con la vivienda estarán en el pabellón 8.

En el stand del Craega compartirán espacio las siguientes empresas: Biowak, Tés Paporroibo, Bodega Luz de Estrelas (Manuel Céspedes Rodríguez), Mieles Anta, Celtaverde, La Patrona, Pecado de Outono, Terra de Baronceli (Conservas do Támega), Cervexa Monte Rei, Eco González (Jamones González), Producto de Aldea, Galician Brew, Galuriña, Gudi Foods, BioAlacena (Mule System), Mirabel do Rosal, The Bio Factory (A Factoría Ecolóxica), Sovoral, Camemorcol, Bubela Artesá, Cervexa Toupiña (Kalinka Lagazós), Orballo, Palacio de OrienteMilhulloa.

Nueva sección de cocina orgánica y un mapa ecoagroturístico para celebrar los 50 números de la revista

La revista del Craega cumple 50 números y, para celebrarlo, llega cargada de nuevos contenidos. Para exprimir la época estival, la publicación ha confeccionado un mapa de ecoagroturismo con 11 visitas distribuidas por toda Galicia. Las propuestas sirven para descubrir cómo se planta té en la comunidad, qué hacer para convertirse en apicultor por un día o cómo aprender a hacer queso.

El sumario incorpora además una nueva sección de gastronomía eco. Las recetas de Martín Mantilla (a punto de abrir el restaurante Berso, Sober), María Varela (A Parada das Bestas, Palas de Rei) y Noelia Figuerias (Amodo, Vigo) pondrán otro color a la mesa durante la época estival. 

El equipo de redacción ha hablado también de comedores escolares con Xavier Simón Fernández, profesor de la Universidade de Vigo e integrante del Grupo de Investigación en Economía Ecolóxica, Agroecoloxía e Historia. Ya por último, la revista recopila el balance de acuicultura ecológica y los planes de expansión del Craega.

La publicación impresa -de carácter gratuito- llega al buzón de los más de mil operadores del Consello. La versión online es de acceso libre. En este enlace puedes descargarla en PDF y  en este otro visualizarla en ISSUU. 

La producción acuícola ecológica casi se cuadriplica en un lustro y supera los 16 millones de euros

Embarcación extrayendo mejillón ecológico de una batea certificada por el Craega en la ría de Arousa. Foto: Craega

La acuicultura ecológica gallega casi ha cuadriplicado su facturación en el último lustro. 2018 se ha cerrado con un volumen de ventas superior a los 16,9 millones de euros –casi 12 millones de euros más que en 2013- gracias sobre todo al tirón de los productores de mejillón y a la extracción sostenible de algas. Lo que viene del mar adquiere cada vez más peso en el seno del Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) y a día de hoy representa ya el 21,4% del monto total de sus ingresos (78,7 millones). Para satisfacer la demanda de un sector con grandes perspectivas de crecimiento, la entidad pública estrenará en los próximos meses una segunda sede en Boqueixón. Así lo anunció hoy en Vilanova de Arousa el presidente del organismo, Francisco López Valladares, en el transcurso de un recorrido por la ría para conocer de primera mano este tipo de producción. Además de integrantes del pleno del Conselllo y de autoridades locales, estuvo acompañado por la directora xeral de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnolóxica, Mercedes Rodríguez Moreda; y por el director de la Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal), Manuel Rodríguez Vázquez.

“Galicia es pionera en producción de mejillón ecológico en Europa. Desde que en 2010 salieron las primeras 12 toneladas de la ría de Arousa, el sector no ha dejado de crecer. El consumidor valora cada vez más lo ecológico, tanto por cuestiones de salud como de respeto al medio ambiente”, argumentó López Valladares. El presidente del Craega hizo hincapié en que el crecimiento del sector ha sido paulatino y constante desde entonces. Superado el período de conversión obligatorio que estipula la normativa para las bateas (tres meses), la primera gran eclosión se registró en 2013. Entonces se computaron 66 plataformas flotantes. Su gestión estaba repartida entre 34 empresarios.

El éxito del primer mejillón ecológico en el mercado, en particular en los circuitos internacionales, siguió empujando poco a poco a un segmento que hoy suma 208 bateas. Este sector facturó en 2018 más de 4,1 millones de euros, casi 38 veces más que cinco años antes. El 97% se encuentra en Arousa y el resto un poco más al sur, en Cangas do Morrazo. El negocio se distribuye entre 42 operadores, el 70% agrupados bajo el paraguas de la Asociación de Mexilloeiros Illa de Arousa.

Valladares explicó que más de la mitad del bivalvo con sello se destina al mercado exterior. Alemania, Reino Unido y Austria, por este orden, son los principales importadores. El molusco gallego también llega a Dinamarca, Países Bajos e Italia.

ALGAS Y PRODUCTOS INDUSTRIALES. Concentrada también en las provincias atlánticas, la producción acuícola ecológica ha encontrado otro nicho de mercado en la recogida sostenible de algas. El volumen de ventas certificadas del curso pasado alcanzó los 959.720 euros, prácticamente dos veces más que en 2013. Sus propiedades nutritivas y el protagonismo que va adquiriendo poco a poco la nueva cocina están convirtiendo este producto en una delicatesen muy apreciada, en particular fuera de nuestras fronteras.

Algas y mejillón son la base de otra actividad que contribuye a incrementar de forma exponencial las ventas. Con un resultado de 11,8 millones de euros en 2018, las industrias absorben el 69,8% de la facturación acuícola con sello del Craega. Las conservas de pescado (9.813.582 €) son el producto estrella. Aunque con menor peso en las cuentas (dos millones de euros), se van abriendo paso los preparados alimenticios (salsas, ensaladas envasadas, patés, etc). En este caso el domicilio social de las empresas va más allá de las provincias atlánticas y aparecen también firmas con sede en Lugo y Ourense.

SEGUNDA SEDE EN BOQUEIXÓN. Para dar visibilidad al peso que ha adquirido la acuicultura ecológica en los últimos años, el Craega celebró este viernes su primer pleno al lado del mar, en el pazo de Vista Real. Fue después de realizar un recorrido en catamarán por la ría y de comer con la conselleira del ramo, Rosa Quintana, en la localidad arousana.

El encuentro sirvió para aprobar la puesta en marcha de la segunda sede del Consello en Boqueixón. Extensión de las oficinas que desde 1997 funcionan en Monforte de Lemos, el estreno en este punto estratégico (al lado de Santiago y alineado con el corredor A Coruña-Vigo) tiene como objetivo satisfacer la demanda acuícola y, al mismo tiempo, des localizar la gestión del Craega para acercarse a las provincias atlánticas.

Las nuevas instalaciones estarán en las instalaciones que la Xunta le cede a la entidad en el pazo de Sergude, edificio en el que ya comparten techo otros consellos reguladores. Para abrir el nuevo servicio, el Consello contratará a dos técnicos que centrarán su actividad en las provincias atlánticas.

La segunda sede pretende además paliar los problemas de espacio que ahora mismo atraviesa el organismo que controla y certifica la producción ecológica en Galicia. En la actualidad ocupa varias salas del inmueble Multiusos de Monforte, en virtud de acuerdo con el Concello que está a punto de expirar. En esta línea, el equipo de gobierno reiteró su interés de llegar a un acuerdo con la Diputación de Lugo para mudarse al Pazo de Tor.

Consultar la normativa de acuicultura ecológica completa.

Tablas con los balances de acuicultura ecológica 2013-2018.

Buenas sensaciones en el Craega tras la primera edición de Organic Food Iberia

El Craega participó con un stand de 78 m2 en la primera edición de Organic Food Iberia (Ifema-Madrid). Foto: Craega

El sector ecológico gallego despide con buenas expectativas el calendario ferial del primer semestre. Celebrada en Ifema (Madrid) entre el 6 y el 7 de junio,  Organic Food Iberia (OFI) ha dejado sensaciones excelentes entre las nueve empresas que participaron en el evento bajo el paraguas del  CRAEGA. Junto con Eco Living Iberia, la cita surge con el objetivo de convertirse en un referente de este segmento en España y Portugal. 

Durante las dos jornadas, en el stand C614 hubo un continuo ir y venir de profesionales que aprovecharon para mantener contactos con los expositores e interesarse por sus productos. En los próximos meses será posible concretar si las primeras conversaciones se materializan en contratos comerciales. Con 78 m² de superficie, a esta acción se sumaron Toca (Mieles Anta), Porto-Muíños, Eco González (Jamones González), The Bio Factory (A Factoría Ecolóxica), Coraçai, Casa Grande de Xanceda, Gudi Eco Foods (Eco Bracan S.L.), Galician Brew y Orballo. Además, dos representantes del Consello viajaron hasta Madrid para informar a los visitantes tanto sobre la actividad del propio organismo como de todo lo relacionado con los operadores. 

La primera edición de OFI se cerró con un balance  de 5.180 asistentes, según las cifras facilitadas desde la organización. Prevista entre el 4 y el 5 de junio de 2020, para la próxima convocatoria ya está reservado el pabellón 7 de Ifema, el cual dispone de un 50% más de espacio.

Durante los seis primeros meses meses, el Consello también estuvo con stand propio en Biofach (Núremberg, Alemania), Natural & Organic Products Europe (Londres) y Biocultura Barcelona. En Tutto Food 2019 (Milán), el CRAEGA contó con un representante que ocupó un espacio en el puesto  habilitado por la Consellería do Mar

Tres centros escolares de Trabada, O Bolo y Santiago ganan el concurso ‘Faite Eco do Lóxico’

Capturas de los vídeos del CEIP do Bolo (arriba) y del IES Xelmírez II (abajo, izquierda) e imagen de la huerta del Currás, el trabajo de los escolares del CEIP Celso Currás.

La segunda edición del concurso Faite Eco do Lóxico ya tiene ganadores. Convocado por el Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia (CRAEGA), los premios recaen esta vez en el CEIP Celso Currás (Trabada, Lugo), el CEIP O Bolo (O Bolo, Ourense) y el IES Xelmírez II (Santiago, A Coruña). Bajo el título ¿Por qué elegir productos ecológicos?, el certamen nace con el objetivo de reconocer el esfuerzo de la comunidad educativa a la hora de acercarse a este sector.

En la categoría de Infantil, el trabajo elegido ha sido el presentado por el CEIP Celso Currás. El jurado valora la minuciosidad de la propuesta del centro de Trabada, ya que los niños elaboraron una maqueta que reproduce una huerta con plastilina y material de reciclaje. Con el lema Si sano quieres estar, nuestros productos ecológicos debes probar, los niños hicieron una plantación con lechugas, tomates, calabazas y zanahorias, entre otros.

El máximo galardón en la categoría de Primaria ha sido para el CEIP O Bolo. A los integrantes del comité de selección les llama la atención en este caso la originalidad del trabajo, un vídeo en el que los estudiantes interpretan un rap para defender las ventajas del producto ecológico frente al convencional. En el transcurso de la pieza, el alumnado del colegio ourensano muestra un arco iris saludable (con platos equilibrados incluidos) y la huerta del centro.

Ya por último, el galardón en la categoría de Secundaria es para el IES Xelmírez II. Con el título Consume ecológico, los alumnos del instituto compostelano describen en un vídeo las características de este tipo de producto y su sistema de producción.

Los centros premiados recibirán una cesta de productos ecológicos certificados por el CRAEGA antes de que concluya el período lectivo. El curso pasado el ganador fue el CEIP Plurilingüe de Lousada (Guntín, Lugo).

CHARLAS EN CENTROS DE TODA GALICIA. El certamen escolar pone el punto y final al programa Faite Eco do Lóxico, un programa impulsado por el CRAEGA en el marco del Plan Proxecta, iniciativa esta última que parte desde la Consellería de Educación. Dirigido a Primaria, ESO, Bachillerato y FP, en la convocatoria del Consello se inscribieron 46 centros de toda Galicia. Para acercar la agricultura ecológica a los más jóvenes se ha articulado un programa con charlas, degustaciones y juegos en centros de toda Galicia.

Faite Eco do Lóxico es una acción promovida por el CRAEGA con la ayuda del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER)-Europa invierte en el rural y la Xunta.

TRABAJOS PREMIADOS:

1. CEIP Celso Currás (Trabada, Lugo). Ver trabajo

2. CEIP O Bolo (O Bolo, Ourense). Ver trabajo

3. IES Xelmírez II (Santiago, A Coruña). Ver trabajo

El Craega participa en un curso sobre ecocomedores escolares en Allariz

Curso ecocomedores AllarizEl Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) participa el próximo julio en un curso sobre ecocomedores que organiza la Universidad de Vigo en Allariz. Bajo el título Comedores escolares ecológicos, avanzando hacia una economía circular en las Reservas de la Biosfera, expertos de diferentes ámbitos abordarán la realidad de los menús escolares tanto dentro como fuera de la comunidad.

La convocatoria pretende, entre otros aspectos, visibilizar los impactos de la compra de alimentos de proximidad en las economías locales, conocer las nuevas tendencias en modelos nutricionales para los comedores o debatir sobre el futuro de la alimentación en los colegios de Galicia.

A celebrar entre el 1 y el 5 de julio en el municipio ourensano, está prevista la intervención de representantes de las Reservas de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo, Área de Allariz, Ordesa-Viñamala y Valles de Omaña y Luna. Los asistentes también tendrán ocasión de escuchar cómo funcionan los comedores de la escuela infantil municipal A Caracola (A Coruña) o los que gestiona el Ayuntamiento de Ames. De fuera de Galicia llegarán para explicar su modelo portavoces de las escuelas infantiles de Pamplona y de Cataluña. En nombre del Craega ofrecerá una charla su secretario, Javier García Lozano. El miércoles 4 (10 h.) impartirá una charla sobre el proceso de certificación de la agricultura ecológica en la comunidad.

Consulta el programa completo en este enlace.