Todas las entradas de: CRAEGA

El Craega lanza ‘Somos semente’ para impulsar el consumo de producto ecológico en Galicia

El Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) acaba de poner en marcha Somos semente, su primera campaña de publicidad online. Concebido como un relato audiovisual de tres capítulos, el primer spot se publicó en Internet el pasado lunes y hoy mismo sale a la luz el segundo. Su leitmotiv es grabar la marca Craega en la mente del consumidor galego. Para eso, y por primera vez desde que dio inició su andadura en 1997, el organismo que controla y certifica la agricultura ecológica en la comunidad apuesta por un nuevo formato promocional con difusión exclusiva en redes sociales.

“Nuestro gran reto sigue siendo el mercado gallego. Estudios propios demuestran que el sello no se conoce. Apostamos por una fórmula revolucionaria para crear un movimiento alrededor de la agricultura ecológica que perdure en el tiempo”, explica Francisco López Valladares, presidente del Consello. Con un fuerte componente emocional, la campaña profundiza en los valores del Craega (respeto por el medio ambiente, bienestar animal, desarrollo rural, etc) y en las ventajas que tiene tanto para la salud como para el tejido económico consumir alimentos certificados.

Somos semente arranca en octubre con el lanzamiento de los tres vídeos en los perfiles digitales corporativos (Facebook, Twitter, Instagram y Youtube). Disponibles en www.somossemente.com, los contenidos audiovisuales llevarán en paralelo publicidad online que tiene como cometido posicionar en la Red la marca Craega y sus valores. A través de un relato coherente que saldrá a la luz a lo largo de todo el mes, las tres piezas audiovisuales servirán para desgranar los pilares básicos de la agricultura ecológica.

Además de explicar qué es el sello y qué significa la certificación, la campaña quiere despertar la conciencia del consumidor gallego y lograr que se comprometa con el sector.

En paralelo, desde el seno del Consello se impulsarán diferentes acciones que van más allá del soporte digital. En los próximos meses, las principales ciudades gallegas mostrarán la nueva imagen del Craega en localizaciones estratégicas y en el transporte urbano. Asimismo, se llevarán a cabo diversas actividades a pie de calle para dar visibilidad a los productos bio.

Todas estas actividades se difundirán progresivamente en la web www.craega.es, los perfiles de Facebook, Twitter, Instagram y Youtube, el grupo de WhatsApp y también en la revista corporativa del Consello. Con este conjunto de acciones, la campaña busca visibilizar la marca Craega y un estilo de vida saludable a través del consumo de productos ecológicos.

MÁS DE MIL OPERADORES. El Craega daba sus primeros pasos en 1997 con solo 11 operadores y 13,35 hectáreas de superficie certificada. Hoy hay más de mil inscritos y más de 33.000 ha dedicadas al cultivo ecológico. Los balances económicos suben año tras año y ponen de relieve el músculo de un sector que cada vez cobra más peso dentro y fuera de Galicia.

Con el lácteo como eje estratégico, 2018 cerraba con un volumen de ventas certificadas de 78,7 millones de euros. “Lo ecológico no es una moda. El consumidor está cada vez más concienciado y sabe que cada compra tiene una consecuencia: con el medio ambiente, con el rural, con la economía local y con su salud”, recalca Valladares.

En este contexto de eclosión de la ecología, es importante -insiste el presidente del Consello- asegurarse de que se cumplen las reglas. “Hay que buscar siempre nuestro sello, única garantía oficial de que un producto se ajusta a la normativa europea”, señala. “El distintivo sirve para proteger al productor frente al fraude, pero sobre todo al consumidor”, insiste.

El Craega lleva otra vez la agricultura ecológica a la escuela

Charla sobre agricultura ecológica celebrada en el CEIP Espedregada (Poio, Pontevedra) durante la edición 2018-2019 del programa Faite Eco do Lóxico. Foto: Craega

Mejorar los hábitos alimenticios del alumnado y concienciar sobre las ventajas de consumir productos ecológicos. Con este objetivo, el Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) se suma por tercer curso consecutivo al Plan Proxecta. Iniciativa de la Consellería de Educación, a través de este programa centros escolares de toda la comunidad tendrán ocasión de acercarse a la realidad del sector bio gracias a diversas actividades diseñadas para escolares.

Faite Eco do Lóxico -nombre de la línea del Craega– cerró la edición anterior con una cifra récord de 46 centros participantes. Aún a pesar de que el tope se había fijado en 30, la demanda superó todas las expectativas y se admitieron todas las solicitudes a fin de satisfacer las necesidades de la comunidad educativa. Durante el período académico 2018-2019, se impartieron charlas sobre agricultura ecológica en centros escolares (Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato y FP) repartidos por toda la comunidad.

Como colofón, se convocó un certamen para premiar los trabajos que los escolares desarrollaron con esta materia como telón de fondo. El CEIP Celso Currás (Trabada, Lugo) fue el ganador en la categoría de Infantil, mientras que el CEIP O Bolo (O Bolo, Ourense) resultó galardonado en el nivel de Primaria. El reconocimiento en la convocatoria de Secundaria fue a parar al IES Arcebispo Xelmírez II (Santiago, A Coruña).

El plazo para inscribirse en la edición 2019-2020 del Plan Proxecta concluye el 16 de octubre. La convocatoria está dirigida a centros de enseñanza no universitarios sostenidos con fondos públicos dependientes de la Consellería de Educación. El Craega establece de nuevo un límite de 30 centros y vuelve a ofertar un amplio abanico de actividades a desarrollar durante el segundo y el tercer trimestre. El alumnado trabajará los conceptos fundamentales de la agricultura ecológica desde una perspectiva lúdica. Además de charlas, habrá talleres, degustaciones, juegos, visitas guiadas y un largo etcétera.

Faite Eco do Lóxico es una de las seis modalidades que integran Aliméntate Ben, una línea del Plan Proxecta promovida por las consellerías do Mar, la de Medio Rural y la de Sanidade. Con esta iniciativa, la Administración pública quiere plantar cara al deterioro de la calidad de la oferta alimentaria en el ámbito escolar a causa de razones socioeconómicas de distinto tipo. El objetivo es trabajar la alimentación saludable de forma integral dando a conocer los productos que componen el patrimonio alimentario y fomentando elecciones saludables a través del consumo responsable.

¿QUÉ ES EL PLAN PROXECTA? Desarrollado desde la Consellería de Educación, el Plan Proxecta nace para fomentar la innovación educativa en los centros a través de programas externos. Con la colaboración de diferentes organismos, el cometido no es otro que incentivar el trabajo activo, cooperativo y en red, tanto del alumnado como del profesorado. En el curso escolar 2019-2020, se ofertan 44 programas educativos.

Más información: https://www.edu.xunta.gal/portal/planproxecta

Cursos gratuitos de compostaje en Monforte y Boqueixón

El Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica (Craega) organiza en octubre dos cursos gratuitos de compostaje. Impartido por personal de la Sociedade Galega do Medio Ambiente (Sogama), la convocatoria se dirige principalmente a los operadores certificados y ahora, con las plazas vacantes, se abre un segundo turno para el público en general.  

La primera sesión tendrá lugar el miércoles 16 (de 18 a 19 h.) en la sede que el Craega posee en Monforte de Lemos. La segunda se celebrará el miércoles 23 (de 18 a 19 h.) en el domicilio que el Consello acaba de estrenar en Boqueixón. Con 50 plazas cada uno, el criterio de admisión será por estricto orden de llegada. Los asistentes tendrán ocasión de participar en el sorteo de un lote de compostadores. El colector se entregará sin ensamblar para facilitar el transporte.

Para participar, los operadores deben pinchar aquí y cubrir el formulario concretando sus preferencias. Los que no estén inscritos en el Craega tienen que seguir las indicaciones de este enlace.

  • Monforte de Lemos (Edificio Multiusos), 16 de octubre. 18 a 19 h. Google Maps
  • Boqueixón – Sergude (pazo de Quián), 23 de octubre. 18 a 19 h. Google Maps

El compostaje doméstico consiste en el reciclaje de materia orgánica en origen, convirtiéndola en un abono natural con excelentes propiedades para el suelo y que el propio productor puede utilizar en su huerta, jardín y tierras de cultivo, en sustitución de los fertilizantes artificiales.

ACUERDO CON SOGAMAEstos cursos son el fruto de la nueva vía de colaboración que se acaba de abrir entre el Craega y Sogama. Semanas atrás el Consello formalizaba su adhesión al programa de compostaje doméstico que gestiona la Xunta a través de la Sociedade Galega do Medio Ambiente. En virtud de este acuerdo, la entidad recibirá un centenar de compostadores, de 390 litros de capacidad y fabricados con materiales reciclados y reciclables.

Con casi medio millar de operadores, la producción vegetal -principal beneficiaria de este programa- representa un tercio de la actividad del Craega. La mayoría se reparten entre Lugo y Pontevedra. Asimismo, las ventas de este segmento alcanzan los 20,3 millones de euros y acaparan la cuarta parte de la facturación del organismo, tal y como se desprende de su balance de 2018.

El Craega se suma al programa de compostaje doméstico de Sogama

Personal técnico, por la izquierda, explica el funcionamiento del compostador en presencia de Javier García Lozano (secretario del Craega); Javier Domínguez Lino (presidente de Sogama); Gerardo Lagares (socio director de Orballo); Francisco López Valladares (presidente del Craega) y Ángeles Vázquez (conselleira de Medio Ambiente)

El Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) da un paso más en su compromiso con el medio ambiente y acaba de adherirse al programa de compostaje doméstico que gestiona la Xunta a través de la Sociedade Galega do Medio Ambiente (Sogama). En virtud de este acuerdo, la entidad recibirá un centenar de compostadores, de 390 litros de capacidad y fabricados con materiales reciclados y reciclables. Además, sus asociados recibirán un par de cursos de formación sobre la puesta en valor de la materia orgánica y el uso de los colectores.

“El compostaje es algo que se ha practicado desde siempre en agricultura ecológica. Estamos recuperando lo que viene de atrás, lo que hacían nuestros abuelos. Recogían rastrojos, los echaban en el corral y, después con eso, araban las tierras para el cultivo”, explicó hoy en Paderne Francisco López Valladares, presidente del organismo. Acompañado por la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, el presidente de Sogama, Javier Domínguez Lino, recorrió la finca de Orballo, una empresa certificada por el Craega que acaba de sacar adelante el primer té ecológico gallego.

“Orballo es un buen ejemplo de que las personas jóvenes tienen futuro en el rural y que no necesitan irse a la ciudad”, señaló López Valladares. Productora de infusiones de diverso tipo, arroces, hierbas aromáticas y especias, la compañía con sede en el municipio coruñés de Paderne es una de las tres empresas gallegas que consiguió el certificado de Reserva de la Biosfera a nivel nacional. Por eso, el primero de los cien compostadores que Sogama dona al Craega se destinará a esta finca. “Con el cambio climático, tenemos que preocuparnos más de cuidar el medio ambiente, el aire que respiramos, y también nuestro suelo, en particular nuestros acuíferos y aguas, por cierto cada vez más contaminados”, recalcó presidente del Consello.

Con casi medio millar de operadores, la producción vegetal -principal beneficiaria de este programa- representa un tercio de la actividad del Craega. La mayoría se reparten entre Lugo y Pontevedra. Asimismo, las ventas de este segmento alcanzan los 20,3 millones de euros y acaparan la cuarta parte de la facturación del organismo, tal y como se desprende de su balance de 2018.

La conselleira puso en valor el compromiso ecológico que demuestran las entidades adscritas a Craega, demostrando que desde el respeto al medio ambiente también se pueden impulsar negocios sostenibles y rentables. Ángeles Vázquez recordó que gracias al compostaje se pueden lograr numerosos beneficios ambientales y económicos ya que, por término medio, la bolsa negra de basura de un hogar está compuesta en un 42% por materia orgánica.

“Si en vez de desechar esa fracción orgánica la aprovechamos para generar compost, como se hacía tradicionalmente en el rural gallego, reduciremos los residuos, disminuiremos la emisión de CO2 y conseguiremos además fertilizantes de primera calidad”, añadió.

DOS CURSOS. Con la colaboración de Sogama, el Craega celebrará un par de cursos sobre compostaje el próximo mes de octubre. Con 50 plazas cada uno y de carácter gratuito, el primero tendrá lugar el miércoles 16 de (de 18 a 19 h.) en la sede que el Consello posee en Monforte de Lemos. Previsto para el día 23, el segundo será en el nuevo domicilio del organismo, en Boqueixón. Impartidos por personal de la Sociedade Galega do Medio Ambiente, las sesiones están dirigidas principalmente a operadores certificados. Si quedan vacantes, la convocatoria se abrirá al público en general.

El compostaje doméstico consiste en el reciclaje de materia orgánica en origen, convirtiéndola en un abono natural con excelentes propiedades para el suelo y que el propio productor puede utilizar en su huerta, jardín y tierras de cultivo, en sustitución de los fertilizantes artificiales.

Jornada técnica sobre patata ecológica en Rairiz de Veiga

La Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal) celebra el próximo octubre una jornada técnica sobre la producción ecológica de patata. Tendrá lugar el lunes 7 y el martes 8 (de 08.30 a 20.30 horas) en el CEIP Carlos Cid Arregui, en Rairiz de Veiga (Ourense).

El programa está dirigido a agricultores y productores de patata, profesionales del medio rural dados de alta en su actividad, agricultores en general, empresas vinculadas a la producción (ecológica o no) del tubérculo, y otros actores implicados en este tipo de cultivo.

El ingeniero agrónomo y especialista en Agroecología Axel Torrejón Pineda impartirá el grueso de los relatorios. Estará acompañado de Ramón Jesús Lamelo Otero, de la Agacal, y Manuel García, de Daiquí, una cooperativa certificada por el Craega. Para inscribirse, basta con cubrir este formulario y enviarlo cubierto por correo electrónico a craega@craega.es antes del 03/10/2019. También se puede remitir por fax al número 982 416 030 ou anotarse por teléfono llamando al 982 405 300 . En este último caso, el impreso se entregará el día de la jornada.

Programa completo  y  formulario

Más de un centenar de personas jugaron con el Craega en el festival Agrocuir de A Ulloa

Los niños fueron el público más activo en el estreno de la yincana del Craega

El Consello Regulador acaba de poner en marcha una nueva actividad para acercar la agricultura ecológica a públicos de todas las edades. El pasado 31 de agosto estrenó en el festival Agrocuir de A Ulloa una yincana que, a lo largo de 10 pruebas, sirvió para desgranar los conceptos fundamentales del sector. Más de un centenar de personas, particularmente familias, recorrieron el área recreativa de O Caracacho (Monterroso) en busca de respuestas.

Entre otras cuestiones, tuvieron que descubrir cómo se identifica un alimento certificado por el Craega, cuáles son las condiciones de vida de un animal ecológico o qué beneficios tiene consumir productos de temporada. Una vez solucionados todos y cada uno de los enigmas, fueron capaces de cubrir el ecocrucigrama que les proporcionaba la solución global de la yincana.

El recorrido lúdico finalizó en la food truck que el Craega instaló en la zona habilitada para tal fin por la organización del festival. Allí fue donde el chef monfortino Martín Mantilla deleitó a los participantes en el juego con una merienda elaborada a base de productos certificados.

“No podemos pensar en los comedores escolares solo como un lugar donde darles calorías a los alumnos”

Xavier Simón Fernández, profesor de la UVigo e integrante del Grupo de Investigación en Economía Ecológica, Agroecología e Historia

Los comedores escolares son un rompecabezas para cientos de familias que se ven en la obligación de echar mano de este servicio para conciliar. Con este tema como telón de fondo, la Universidad de Vigo (Uvigo) celebró el pasado julio en Allariz un curso de verano en el que expertos de diferentes ámbitos abordaron la realidad de los menús en los colegios. El programa Comedores escolares ecológicos, avanzando hacia una economía circular en las Reservas de Biosfera estuvo dirigido por Xavier Simón Fernández, profesor de la Uvigo e integrante del Grupo de Investigación en Economía Ecológica, Agroecología e Historia.

En Galicia prevalece un sistema mixto de gestión. ¿Por qué formula se inclina a la hora de garantizar la alimentación equilibrada de los niños?
Lo que importa no es tanto el sistema de gestión del comedor como el modelo de alimentación por el que se apueste. Esa es la clave. Sea centralizado o descentralizado, sea in situ o mediante catering, lo relevante es el contenido de los menús, el origen de sus proteínas, la estacionalidad del menú, el uso de productos frescos, la presencia de precocinados, el tiempo que transcurre entre el cocinado y su consumo, el uso de plásticos, el volumen de los residuos y su destino, el origen de los alimentos, etc.

Según un estudio del proyecto Carro de combate, en la comunidad existen 333 colegios con cocina in situ. El catering se reduce a 103, pero hay muchas familias que no están satisfechas…
Si las familias no están satisfechas con el sistema, hay que buscar nuevas fórmulas que permitan atenuar ese malestar. Yo creo que no podemos pensar los comedores escolares únicamente como un lugar donde darles calorías a los alumnos y alumnas. Hay que integrarlo dentro de la comunidad educativa y eso incluye cambios profundos, también en las familias. Podemos usar los comedores escolares como un medio para mejorar la alimentación incluso cuando no se come en el cole.

El catering parece difícil de erradicar. El negocio está en manos de un grupo de empresas cada vez más reducido. ¿Podrá desaparecer algún día de los centros?
El catering, como servicio para prestar alimentación colectiva, me parece necesario en esta sociedad en la que vivimos. El problema no es el catering en sí mismo. Hay modelos que apuestan por la inclusión social, por los productos ecológicos… Si, como usted dice, se trata de un negocio en pocas manos, seguramente si las licitaciones públicas del servicio para los colegios (y para los hospitales, centros penitenciarios…) fuesen de menores cuantías en la licitación, habría más oportunidades para otras pequeñas y medianas empresas, ¿no cree? Por lo tanto, en lo que respecta a la gestión pública de la alimentación colectiva, es responsabilidad de las administraciones, si quieren evitar oligopolios, buscar fórmulas que permitan lotes de adjudicación de menor escala para que se incremente la competencia.

¿Realmente para las administraciones (Xunta o concellos) resulta más económico mantener el catering?
Yo creo que es una decisión política. ¿Más económico? No lo sé. No manejo los datos de las adjudicaciones. De todas formas, para poder evaluar la idoneidad de las diferentes alternativas de servicio a los comedores colectivos hay que tener en cuenta la economía, pero también se deberían utilizar los criterios sociales y ambientales.

El modelo de cocina en cada centro, con alimentos ecológicos y de temporada, ¿es ciencia ficción?
Ciencia ficción es pensar que nos podemos alimentar del mismo modo 7.000 millones de personas, con alimentos iguales producidos por grandes fábricas controladas por pocas empresas, comiendo cualquier alimento en cualquier momento del año.

¿Cuál es, en su opinión, el modelo ideal? Ponga algún ejemplo.
No hay un único modelo ideal, habrá tantos modelos de alimentación como territorios y como condiciones culturales existan. La diversidad es la clave para afrontar los retos más urgentes. Solo así seremos capaces de responder adecuadamente y, al mismo tiempo, a los retos sociales, económicos y ambientales. Mediante la uniformización de la producción o del consumo de alimentos, podemos producir alimentos baratos, pero a un coste social y ambiental muy alto.

¿Habría que exportar al conjunto de la comunidad el modelo del Concello de Ames y de la Asociación Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas y Terras do Mandeo?
No lo creo. Lo que necesitamos es que los actores sociales (padres y madres, comunidades educativas, responsables políticos, labradores y labradoras, consumidores y consumidoras…) en cada escala decidan colectivamente cuál es el modelo alimentario que quieren para sí mismos, para los colegios, pero también para las propias familias y para la restauración, etc.

¿Extender los ecocomedores contribuiría a disminuir la huella de carbono?
La clave es producir de forma respetuosa con el medio ambiente, tanto alimentos como otros bienes y servicios. Si lo hacemos así, reduciremos la huella de carbono, es decir, estaremos contribuyendo menos al cambio climático. Si, además, tratamos de consumir localmente, reduciendo el transporte, estaremos actuando con una mayor responsabilidad. Entiendo que los comedores escolares de los centros públicos de enseñanza se pueden convertir en un mecanismo que impulse la transformación profunda de los modelos de producción y consumo de alimentos. Y se trata de una urgencia colectiva.

(GL) O Craega estrea xincana ecolóxica no festival Agrocuir da Ulloa

O Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) estrea o sábado 31 de agosto a súa xincana ecolóxica no festival Agrocuir da Ulloa. O xogo consta de dez probas que permitirán aos participantes achegarse aos conceptos fundamentais da agricultura ecolóxica. Dirixida a públicos de todas as idades e de carácter gratuíto, a recompensa será unha deliciosa ecomerenda preparada polo chef monfortino Martín Mantilla.
A xincana arrancará ás 16.30 horas no souto do Caracacho (Monterroso, Lugo). A dinámica é moi sinxela. Unha vez inscritos, os grupos -de ata cinco integrantes- estarán en disposición de resolver diferentes incógnitas que sempre terán como pano de fondo a agricultura ecolóxica. Como recoñecer un produto certificado, cales son as vantaxes dos alimentos de tempada ou como se cría un animal en ecolóxico son algunhas das cuestións que haberá que debullar durante o percorrido. Ao longo das dez probas e nun período de arredor de media hora, os equipos terán que ser capaces de reunir as respostas do ecoencrucillado que lles proporcionará a solución global da xincana.
Para repoñer forzas despois de descifrar o quebracabezas, todos os que se anoten na actividade poderán degustar de xeito totalmente gratuíto unha ecomerenda na food truck que o Craega instalará no souto do Caracacho. De preparar os petiscos ocuparase o chef monfortino Martín Mantilla, a piques de inaugurar o restaurante Berso, no concello lucense de Sober, e colaborador habitual desta entidade.
Con este xogo, o Consello quere difundir os conceptos relacionados coa agricultura ecolóxica dun xeito lúdico, participativo e divertido. A xincana está concebida como un modelo integral que, ademais de promover aspectos teóricos vencellados ao sector, inclúe unha degustación de produto certificado.
FESTIVAL AGROCUIR. O festival que naceu hai seis anos en Monterroso é a primeira parada da ecoxincana do Craega. A celebrar entre o venres 30 o sábado 31 de agosto, o Agrocuir xorde no eido rural para defender a diversidade sexual e afectiva. De carácter interxeracional, reivindica valores como o ecoloxismo e o feminismo.

O programa inclúe proxeccións documentais, concertos, performance, obradoiros, contacontos e ata un partido de fútbol feminino. No apartado musical destacan as actuacións de Boyanka Kostova, Laura LaMontagne & Pico Amperio e Omiri.

Vexetais, ovos e pan copan o top 10 do consumo eco en Galicia

Os vexetais son os produtos ecolóxicos que se consomen con máis frecuencia en Galicia. Ata un 48,1% dos enquisados incorpóraos á súa cesta da compra máis dunha vez por semana. Así se desprende do último barómetro elaborado polo Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega) para avaliar a percepción e consumo dos alimentos orgánicos.

En segunda posición atópanse os ovos. O 66,5% dos entrevistados mércaos unha vez por semana ou incluso máis. Esta é a mesma frecuencia coa que os galegos adquiren carne fresca eco, un produto que gaña terreo nos fogares galegos e medra 7,2 puntos -de 2014 a 2017- ata acadar o 40,4%. Algo semellante sucede coa liña bio do polo e outro tipo de aves, un alimento que o 36,7% engade á súa lista da compra alomenos cada sete días. O crecemento con respecto á análise anterior é de 8,4 puntos.

Pan, pasta ou cereais ecolóxicos teñen un papel de peso no informe e ocupan xa o terceiro posto. O 49,6% declaran consumilos con certa frecuencia. Desta porcentaxe, o 26,3% asegura introducilos na lista da compra máis dunha vez por semana. Con regularidade (53,1%) entran así mesmo nos fogares os snacks, doces, marmeladas, mel ou sobremesas non lácteas.

Con frecuencias por debaixo do 30%, completan o top 10 as bebidas, conservas e aceites, e conxelados. Fóra dos dez primeiros postos e cunha porcentaxe do 7,27%, atópase a alimentación infantil.

Cómpre facer fincapé en que a base de consumidores eco medrou de forma considerable entre 2014 e 2017. Cun incremento do 23,5%, chega agora ao 47,3% da poboación galega.

Segundo o barómetro do Craega, queda patente que os produtos de orixe vexetal son a porta e entrada ao consumo ecolóxico. Así o poñen de manifesto o 73,8% dos enquisados. A máis distancia séguenlle os ovos (7,6%) e os lácteos (7,5%).

PERFIL DO CONSUMIDOR ECOLÓXICO. De mediana idade, con estudos superiores e con renda alta. Son as características comúns do consumidor ecolóxico galego. Tal e como reflexa o último barómetro do Craega, a compra de alimentos orgánicos ten unha presenza máis intensa entre a xente nova. A maior parte (55,2%) dos que inclúen os alimentos bio na súa cesta da compra teñen entre 35 e 49 anos. Moi de preto (52,2%) sitúase o grupo de ata 34 anos. Pola contra, a consideración de non consumidor aumenta notablemente por riba do 63% entre os maiores de 65 anos.

O que merca ecolóxico adoita ter un nivel educativo elevado. Máis da metade conta con Formación Profesional ou universitaria. Sen embargo, nos niveis máis baixos de instrución son máis abundantes os non consumidores.

Segundo a actividade que desempeñan, o consumidor eco preséntase con maior intensidade entre os empregados (53,2%), estudantes (54,3%) e as persoas que realizan labores no fogar (57,7%).

Xa por último, contribúe a definir o perfil a situación económica dos fogares. Entre os niveis de ingresos máis baixos (renda familiar media mensual inferior a 1.000 €) a frecuencia dos consumidores cae ao 39,1%. No extremo contrario (máis de 4.000 € por mes), a compra de produto eco sobe ata o 68,8%.

CASE 80 MILLÓNS DE EUROS EN VENDAS. O Craega medra ano tras ano. En 2018, as vendas de produto ecolóxico certificado disparáronse un 33,2% e acadaron os 78,7 millóns de euros. Arredor da metade do produto certificado véndese fóra de Galicia. Desta porcentaxe, entre o 20% e o 30% comercialízase no mercado exterior.

O leite UHT e a carne avícola, por esta orde, son os produtos estrela. Cunha facturación superior aos 26 millóns de euros e un crecemento de case 41 puntos, o lácteo é con diferenza o que máis ingresos xera. Galicia certifica o 65% do leite que se consome en España.

A superficie certificada polo Consello tamén anota datos positivos. Con 33.736,44 ha certificadas, o crecemento durante o curso pasado ronda os seis puntos. A provincia con máis terreo en ecolóxico é Lugo, xa que suma 16.507 ha (o 49% do total).

En canto ao número de operadores, o Craega rexistra neste caso unha suba de case oito puntos e computa 1.152 inscritos ao peche de 2018 (un 125,8% máis que en 2008). Cun 37,6%, a vexetal consolídase como a produción maioritaria no conxunto da comunidade.

BARÓMETRO 2017: DOCUMENTO COMPLETO E RESUMO.

¿Buscas el té perfecto? Sorteamos dos entradas para visitar Orballo y un lote de productos

Participantes en una de las visitas a la plantación que Orballo tiene en Paderne (A Coruña). Foto: Orballo

Orballo inició su andadura en 2012 en Paderne (A Coruña). Amante de la naturaleza, la comida sana y el rural, la empresa nació con el objetivo de recuperar las plantas aromáticas que se cultivaban antiguamente en la tierra para vender especias e infusiones eco. Su producto certificado por el  Craega consiguió hacer se hueco entre los grandes productores y exportadores de té del mundo. Como novedad, la empresa acaba de estrenar un programa de visitas guiadas.

¿Te gustaría ganar dos entradas para una de estas rutas? ¡Participa en los sorteos de nuestras cuentas de Facebook e Instagram!

Dinámicas

  • Sigue las cuentas del Craega y de Orballo en Facebook e Instagram.
  • Dale ‘Me Gusta’ a esta publicación.
  • Publica un comentario en el que menciones a otra persona y dinos cuál es el momento más mágico que habéis vivido juntos en la naturaleza. 

Consulta aquí las bases legales del sorteo.

Ganadores 

Consulta aquí  el nombre del ganador y de los tres suplentes del sorteo.