Archivo de la categoría: lexislación

El DOG anuncia los requisitos para que los pequeños vendedores de productos eco a granel queden exentos de certificación eco

  • Dichas ventas no deben superar 5.000 kg al año.
  • Dichas ventas no representarán un volumen de negocios anual de productos ecológicos sin envasar superior a 20.000 euros.
  • El coste potencial de certificación de la persona operadora no debe superar el 2 % del volumen de negocios total de productos ecológicos sin envasar vendidos por ella.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó ayer la orden de la Consellería del Medio Rural por la que se establecen normas en relación con la comercialización de los productos ecológicos en el mercado minorista y, específicamente, se fijan determinadas exenciones en relación con los requisitos que, con carácter general, deben cumplir las personas operadoras que realizan esta actividad.

Así, todos los operadores que comercialicen productos ecológicos envasados directamente a las personas consumidoras finales quedan exentos del deber de notificación de su actividad al Consejo Regulador de la Agricultura Ecológica de Galicia (Craega) y de estar en posesión del certificado esixible a los operadores ecológicos, siempre que su actividad sea de venta al consumidor final y no realicen otras operaciones con el producto.

En cuanto a los operadores comercializadores que vendan directamente productos ecológicos no envasados que no sean piensos —los comúnmente denominados graneles—, quedan eximidos del deber de estar en posesión del certificado siempre que su actividad sea de comercialización. Además, deben cumplir requisitos como no superar los 5.000 kg al año de ventas o no tener un volumen de negocios anual de productos ecológicos sin envasar superior a los 20.000 euros. El coste potencial de certificación de la persona operadora supere el 2 % del volumen de negocios total de productos ecológicos sin envasar vendidos por ella.

La orden publicada en el DOG recoge que todos comercializadores minoristas que comercializan producto a granel a consumidor final deberán notificar su actividad al Craega: los que se encuentran en las situaciones de exención mencionadas lo harán mediante el anexo adjunto en la propia orden; el resto se deberá someter al control de certificación del Craega.

Asimismo, la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (Agacal), como autoridad competente en materia de producción ecológica, se coordinará con aquellas autoridades competentes responsables del control oficial en el mercado para establecer los protocolos, mecanismos o procedimientos oportunos con el objetivo de que los operadores exceptuados sean sometidos al control oficial, para verificar el cumplimiento de los requisitos para esas exenciones. En estos protocolos se le dará cabida a la participación activa del Craega.

DOG, Orden del 12 de septiembre

 

La nueva normativa europea le da estabilidad al sector

La nueva legislación sobre agricultura ecológica (Reglamento UE 2018/848 sobre producción y transformación de alimentos ecológicos) entró en aplicación el 1 de enero del presente año, tras su aplazamiento por un año debido a la situación sanitaria. Hasta ahora la producción ecológica estuvo regulada por normativas de los años 2007 y 2008. La nueva normativa refleja la evolución de este sector en rápido crecimiento con el fin de garantizar una competencia leal para los agricultores y, al mismo tiempo, evitar el fraude y mantener la confianza de los consumidores.

PRINCIPALES MODIFICACIONES

A continuación, recogemos en 13 puntos los principales cambios que tendrán lugar con el nuevo reglamento:

  1. Concreción de requisitos para producción de semillas germinadas.
  2. Habrá listas de productos de limpieza para la producción vegetal e instalaciones de transformación/almacenamiento (pendientes de desarrollar).
  3. Posibilidad de certificación de grupos de operadores bajo requisitos concretos.
  4. Desarrollo de requisitos específicos para producción de cérvidos y cunicultura.
  5. Desarrollo de requisitos específicos para la producción de pollitas y reproductores para futuras gallinas ponedoras y de requisitos técnicos de gallineros y gallineros multinivel.
  6. Posibilidad de certificación de sal y otros productos estrechamente vinculados al sector agro como resinas, lana sin cardar, pieles, cera de abejas, etc.
  7. Inclusión de material de reproducción heterogéneo.
  8. Requisitos para la concesión de recortes del periodo de conversión.
  9. Eliminación de la fase final de engorde de bovino en el interior de edificios sin acceso al exterior.
  10. Eliminación de la posibilidad de tener pastos/praderas aprovechadas exclusivamente en ecológico y convencional.
  11. Control de comercios minoristas que venden producción a granel.
  12. Mayor control sobre productos importados que tendrán que cumplir las mismas normas que los producidos en la UE.
  13. Inclusión del término “orgánico” como equivalente de “ecológico” y ”biológico”.

Información publicada en la Revista 59

La CE pide a España más implicación en materia eco para alcanzar el objetivo del 25 % en 2030

El pasado jueves 15 de abril asistimos a la conferencia virtual en la que se incluyó la presentación del Plan de acción ecológico europeo, retransmitida desde la web de la Asociación Española de Elaboradores y Comercializadores Ecológicos Asobio con la colaboración de Vida Sana, SEAE e Intereco.

El evento, que concentró a más de mil personas, estuvo coordinado por Joan Picazos, presidente de la citada asociación, y en él intervinieron José Miguel Herrero Velasco, director general de la Industria Alimentaria, MAPA; Diego Canga, consejero principal de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural en la Comisión Europea, quien previamente ofreció una rueda de prensa; Aina Calafat, técnica de SEAE Ecorregión Mallorca, quien presentó el modelo de biodistrito que se está llevando a cabo en las Baleares; y Marijo Imaz, técnica del ayuntamiento de Orduña (Vizcaya), quien dio a conocer el sistema de compra pública de producto ecológico que se puso en marcha en su municipio. Al final, Picazos trasladó a los participantes la ronda de preguntas presentadas por los asistentes.

LA REVOLUCIÓN VERDE

En la apertura de la jornada, Joan Picazos se mostró convencido de que este plan va a constituir “una revolución” y piensa que es “un antes y un después en el sistema agroalimentario y un impulso decidido hacia un sistema más justo, más saludable y más sostenible”. “La ejecución de este plan parece que puede ser una contribución al crecimiento económico, más necesario que nunca, dirigido desde unas líneas de más sentido común y, más concretamente, implica el desarrollo de la agenda comunitaria en lo que se refiere a la producción ecológica en relación a la estrategia ‘De la granja a la mesa’ con el objetivo conocido por todos, tan ambicioso y tan importante, de alcanzar en 2030 el 25 % de superficie agraria en producción ecológica”, recordó. Entre los datos que destacó en concreto en materia de agricultura ecológica en España destacan los siguientes:

  • España gasta 2.400 millones de euros en consumo eco, es decir, algo más 50 euros per cápita,
  • El número de operadores aumenta de año en año: 50.000 empresas vinculadas profesionalmente al sector eco en la actualidad.
  • Con más de 2,3 millones de hectáreas, es el principal productor europeo, pero la superficie ecológica tan solo representa el 9,3 % del total y demuestra el reto que se tiene por delante hasta llegar al 25 % propuesto en 2030.

 LÍNEAS DE ACTUACIÓN PÚBLICAS

Tras su exposición, dio paso a la primera intervención, a cargo de Herrero Velasco, quien puso al día sobre la estrategia nacional en agricultura ecológica. Presentó las líneas de actuación de la Dirección General de Agricultura Alimentaria, más concretamente de la subdirección específica en materia de agricultura eco, que está elaborando una hoja de ruta para conseguir los objetivos que marca la Unión Europea (UE). Entre otras iniciativas, citó la participación activa en los foros en la UE, así como con las autoridades de control, impulsando el desarrollo y la transformación de la agricultura convencional a eco. Asimismo, hizo hincapié en los datos de la evolución de la agricultura eco y apuntó que “es difícil encontrar un sector que crece a dos dígitos en estos momentos; por eso, el sector eco es una isla: se está creando empleo, apostando por la ganadería y agricultura eco, y las cifras se van incrementando, esto no es al azar, sino que detrás hay personas que luchan por esta ‘transformación verde’”

“OBJETIVO: LLEGAR AL 25 % DE SUPERFICIE ECOLÓGICA EN UNA DÉCADA”

Tras destacar la importancia del plan, le cedió la palabra a uno de los creadores e impulsores de este documento, Diego Canga, quien explicó, paso por paso y recordando que se incluye en el llamado Pacto Verde, las estrategias fundamentales “De la granja a la mesa” y “Biodiversidad”. Además, remarcó el objetivo puesto en 2030: conseguir que el 25 % del suelo agrícola de la UE sea destinado a agricultura ecológica y que aumente significativamente la acuicultura ecológica, teniendo en cuenta que hoy estamos en el 8 %. Cómo conseguir esos 10 puntos más es la base fundamental de este plan y sobre esta se centró Canga en su charla.

Entre los principales parámetros en los que se estructura el plan, citó los siguientes:

  • Efectos positivos para el medio ambiente, clima, biodiversidad, bienestar animal, etc.
  • Efectos multiplicadores: incrementar la agricultura ecológica tiene inmediatas repercusiones positivas en otros objetivos de ambas estrategias arriba citadas.
  • Hasta un 10 % más del que se conseguiría extrapolando a partir de las tendencias actuales.
  • Puntos de partida muy diferentes entre los Estados miembros (desde un 0,5 % hasta un 25 % de tierras agrícolas destinadas a este tipo de agricultura): España se sitúa en un 9 % de la superficie, Bulgaria en el 2 % y Austria ya está en el 25 %.

También hizo referencia a las recomendaciones de la PAC en materia de agricultura ecológica para España, como el refuerzo de las superficies, regímenes adecuados de reconversión, el mantenimiento y la incentivación de la creciente demanda de los productos ecológicos en la cadena alimentaria y en la organización de los mercados. En este sentido, apuntó que va a recibir casi 20 millones de euros para el programa de distribución de frutas, hortalizas y leche en los centros escolares y espera que una cantidad se destine a la agricultura ecológica, a pesar de que es una decisión que les corresponde a las autoridades españolas.

Canga apuntó que España va a recibir casi 20 millóns de euros para el programa de distribución de frutas, hortalizas y leche en los centros escolares y espera que una cantidad se destine  a la agricultura ecológica

Entre las ventajas del Plan, el representante europeo citó tres pilares básicos: la estabilidad jurídica, fundamental para los agricultores que se plantean la conversión; sustanciales incentivos financieros (la PAC, Horizonte Europa, política de promoción agrícola) y la confianza pública en los productos eco a través del reconocimiento público del logotipo ecológico.

Entre los inconvenientes, citó los diferentes puntos de partida entre los Estados miembros y el hecho de que “siempre hay riesgo de fraude”, por lo que la confianza de los consumidores es decisiva.

A continuación describió punto por punto las 23 acciones que se incluyen en este proyecto, entre las que se pueden destacar el seguimiento de la aplicación a nivel nacional de los planes para que se traduzca en una realidad, el refuerzo de la organización del propio sector, la implicación y la colaboración del sector privado en materia ecológica o el apoyo a la investigación específica para que esta agricultura mejore y avance.

¿QUÉ ES UNA ECORREGIÓN?

Tras la presentación del plan, Picazos dio paso a la exposición de Aina Calafat, técnica de SEAE Ecorregión Mallorca, quien contó que desde esta entidad están desarrollando el caso concreto de la Ecorregión en Mallorca. Tras explicar el concepto de ‘ecorregión’, apuntó que hoy existen 48 regiones en Europa con el acuerdo firmado y 10 más en desarrollo. Después, se centró en el ejemplo de Mallorca en su proceso de ecorregión, que se plantea como una gran oportunidad ante la situación socio-económica actual.

COMPRA PÚBLICA VERDE: EL EJEMPLO DE ORDUÑA

La última en intervenir fue Marijo Imaz, técnica del municipio vasco de Orduña (Vizcaya), quien dio a conocer su experiencia concreta en la compra pública de producto ecológico, un proyecto que arrancó en 2000, en un municipio en crisis en aquel momento, y con mucha destrucción de puestos de trabajo, que apostó por el sector primario y por la transición ecológica hasta la creación en 2006 del Servicio de Dinamización Local Agroecológico. Este servicio, entre otras cosas, puso en marcha el refuerzo de consumo-comercialización en circuito corto, así como el proyecto “cocina municipal y compra pública verde”, la compra pública de alimentos ecológicos, de temporada y de proximidad, para generar oportunidades entre los pequeños productores y llegar a los consumidores. El tiempo le dio la razón a esta estrategia y en la actualidad las cifras la avalan tanto en el aumento de superficie agraria en ecológico, como en lo que respecta a los productores y a los consumidores en ecológico, así como en la inversión en alimentación ecológica en los comedores escolares. Picazo definió el proyecto como “emocionante y espectacular” y cree que debe servir como ejemplo a la hora de trabajar en el futuro en materia de agricultura ecológica.

Vídeo íntegro de la conferencia y más documentación de interés

Documento íntegro del Plan

Varios eurodiputados solicitan a la comisaria de Sanidad de la UE la regulación del uso del término ‘natural’ en el etiquetado de los alimentos

Un total de 31 eurodiputados, la mayoría miembros del Grupo de Los Verdes, han hecho llegar una carta a la comisaria de Sanidad de la UE, Stella Kyriakides, en la que solicitan a la Comisión Europea que las leyes europeas “establezcan una definición clara del término ‘natural’ aplicado a los alimentos, que prevean en qué casos se puede usar en el etiquetaje para garantizar la información de los consumidores, y que los productos etiquetados como ‘naturales’ no contengan ni transgénicos, ni sustancias sintéticas y que sean 100 % biodegradables”.

Además, los eurodiputados piden que en las etiquetas “la información sobre el origen de los ingredientes y la composición real de los productos sea fácilmente reconocible por los consumidores”.

En la misiva, los parlamentarios recuerdan que “actualmente, la UE carece de una definición legal del término ‘natural’ para productos alimenticios. En consecuencia, los fabricantes suelen utilizarlo para promover características de los alimentos que difieren casi siempre de la composición del producto final”.

A pesar de esta falta de legislación, las normas europeas sobre las declaraciones de propiedades nutricionales y saludables de los alimentos sí que mencionan explícitamente que los criterios de etiquetado de alimentos deben “tener como objetivo evitar que las declaraciones de propiedades nutricionales de un producto contribuyan a esconder sus auténticas características nutricional y puedan inducir a error a los consumidores en el momento de elegir opciones para una dieta equilibrada”.

Para los eurodiputados firmantes, el uso libre que la industria alimentaria puede hacer ahora mismo en sus envases de este concepto estaría en contra de este principio básico que debe regir el etiquetado de cualquier producto a la venta en la UE.

Los europarlamentarios invocan un informe publicado recientemente por Safe Food Advocacy Europe que establece que, en general, los consumidores asocian el término ‘natural’ con algo positivo, relacionado con el origen, el mínimo procesado y la ausencia de aditivos. Puesto que se puede usar este concepto libremente a pesar de que el producto contenga aditivos y sea un ultraprocesado, el informe concluía que los consumidores que compran estos alimentos basan sus elecciones en supuestos incorrectos.

 Información completa

Fuente: La Vanguardia | autor: Albert Molins