El CRAEGA dona el premio Aresa a entidades de interés social

Silva Rodríguez, izquierda, José Armando Tellado, Montserrat Valcárcel Armesto, José González, Antonio López, Francisco López Valladares y Álvaro Rodríguez Eiras (Foto: Aresa)

El Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (CRAEGA) donará el importe íntegro del premio Aresa a colectivos de interés social. Con los 10.000 euros en metálico del galardón, fondos propios y la colaboración de empresas del sector, el Consello hará llegar producto certificado a diversas entidades e instituciones que destacan especialmente por el servicio que prestan a la sociedad.

Así lo anunció este viernes 29 de marzo Francisco López Valladares, presidente del CRAEGA, coincidiendo con la entrega del galardón en el auditorio de la Facultad de Veterinaria (Lugo). La cita estuvo presidida por el rector de la Universidad de Santiago (USC), Antonio López Díaz; el conselleiro do Medio Rural, José González Vázquez; y el presidente de Aresa, Álvaro Rodríguez Eiras.

Este premio pertenece a los más de mil operadores que integran la familia del CRAEGA. Tenéis que saber que este premio es vuestro. Porque cada día os levantáis para luchar por el rural gallego y hacer de este país un mejor sitio para vivir”, recalcó Valladares durante su intervención. Desde el Consello, “siempre hemos defendido, y seguiremos defendiendo, que la certificación sea pública. Es la mejor opción para empujar al sector porque es un modelo de prestigio, garantista, participativo y justo”, argumentó.

Valladares aprovechó para recordar que el sello del CRAEGA acredita las propiedades nutricionales de los alimentos, pero también constata que este producto ha sido elaborado de modo “sostenible, respetando las condiciones medioambientales, el bienestar animal y, por supuesto, favoreciendo la biodiversidad”.

GARANTÍA DE CALIDAD. En la misma línea se pronunció el presidente del grupo Aresa, empresa impulsora del galardón junto con la USC. El sello del CRAEGA “rompe definitivamente con la falta de rigor que existió en este sentido en el pasado”.

El grupo Aresa comercializa desde hace tiempo productos ecológicos y, en palabras de su presidente, “la agricultura y la ganadería ecológicas forman parte de una nueva realidad del sector, tienen un gran porvenir y convivirán con la producción convencional de forma necesaria. Se debe combatir el debate enfrentado entre las dos formas de producir, ambas son absolutamente necesarias, distintas y complementarias para dar respuesta al reto de alimentar a la población mundial”, explicó durante su intervención.

El conselleiro de Medio Rural, José González Vázquez, felicitó al Consello por el reconocimiento recibido e hizo hincapié en que “juega un papel fundamental en la expansión de la agricultura ecológica”. Este modelo de producción –continuó- es «la agricultura del futuro por su oferta de productos sanos y saludables, de máxima calidad y concienciada con nuestro entorno”.

El rector de la USC, Antonio López Díaz, clausuró la gala agradeciendo al público su presencia y dando la enhorabuena al CRAEGA por el premio. Aprovechó también para destacar la labor de todas las candidaturas que se presentaron a esta edición, pues “son todas un gran ejemplo de la puesta en valor del rural”, dijo.

22 AÑOS DE HISTORIA. El CRAEGA es el órgano encargado del control y de la certificación de la agricultura ecológica en Galicia. Nació en 1997 y comenzó su actividad con la certificación de producciones vegetales. Fue en los años 2000-2001 cuando amplió su labor a la producción animal y ya en 2010 incluyó la acuícola, pues también certifica productos de pesca como el mejillón o la extracción sostenible de algas.

El jurado tuvo en cuenta para hacer al Consello merecedor de este premio tres argumentos: lograr que la agricultura ecológica sea uno de los motores del desarrollo rural, con una especial respuesta a la demanda de consumo en Galicia; defender un proyecto de control y regulación de la producción de manera multisectorial, y lograr que la agricultura ecológica sea una de las causas principales para la implantación de jóvenes en el rural gallego.

Cinco empresas del CRAEGA participan en la NOPE de Londres

El pasado año se acercaron hasta la NOPE de Londres 10.500 visitantes (Foto: NOPE)

El sector eco gallego saca músculo una vez más en el mercado exterior y este mismo fin de semana se suma a una de las ferias verdes más importantes del Reino Unido. Por segundo año consecutivo, el CRAEGA participa en la Natural & Organic Products Europe. A celebrar entre el 7 y el 8 de abril en el Excel London, esta vez estará representado por cinco empresas: Mieles Anta (con su marca Toca Honey), Pazo de Lusío, Producto de Aldea, Galletas Daveiga y Porto-Muíños. Compartirán un stand de 24 metros cuadrados. Parte de las empresas desarrollan esta acción con el apoyo del Igape, la Xunta, la UE y la marca turística de Galicia.

De carácter profesional, la NOPE sirve de punto de encuentro a tiendas independientes, mayoristas y distribuidores de productos saludables, supermercados y compradores de todo el mundo. Según las previsiones de la organización, hasta el recinto se acercarán 700 expositores de hasta 48 países. El año pasado cerró con un balance de 10.500 visitantes.

El CRAEGA despidió 2018 con una facturación récord de 78,7 millones de euros, un 33,2% más que el ejercicio anterior. Alrededor de la mitad del producto certificado se vende fuera de Galicia. De este porcentaje, entre el 20% y el 30% se comercializa en el mercado internacional.

Cerca de 30 empresas del Craega, en el Fórum Gastronómico A Coruña

El chef J.M. Mellón, izquierda, con el secretario del Craega, Javier García Lozano, durante el showcooking eco celebrado en el Fórum Gastronómico de A Coruña

El sector ecológico gallego ha tenido especial protagonismo en el Fórum Gastronómico de A Coruña. Alrededor de 30 inscritos en el Craega se sumaron a la que está considerada una cita clave entre los profesionales del sector. 19 contaron con stand propio y el resto se incorporaron a diferentes espacios como el Wine Circus Fórum Vino, Cook Trends ou el Mercado de la Cosecha. Hubo representantes de todos los sectores: leche y derivados, mermeladas, cafés, aceites, carnes, vinos y cervezas y un largo etcétera.

Además, el Consello ofreció un showcooking en el marco de actividades Galicia en Cata, organizado por la Axencia Galega de Calidade Alimentaria (Agacal). Presentada por el secretario del Craega, Javier García Lozano, de cocinar los diferentes platos se encargó el chef J.M. Mellón. Los asistentes tuvieron la oportunidad de degustar tosta de sardinilla eco frita con algas de producción ecológica, pollo campero de producción ecológica con verdurita y espuma de yogur de producción ecológica con gelatina de Mel de Galicia.

Catalina Fernández (Hifas da Terra): “El sector eco necesita creer en sí mismo para hacer de Galicia una gran potencia”

Catalina Fernández de Ana
Catalina Fernández de Ana, fundadora y directora general de Hifas da Terra (Foto: HdT)

Las setas sirven para algo más que para hacer un revuelto. Aunque el uso culinario es el más popular, esconden grandes beneficios para la salud. Se utilizan como complemento en terapias oncológicas, cardiovasculares o hepáticas y también son el ingrediente secreto de productos antienvejecimiento. Sus propiedades eran de sobra conocidas desde antiguo en la cultura oriental, pero la revolución a Galicia llegó hace un par de décadas de la mano de Hifas da Terra (HdT). La empresa con sede en Pontevedra echaba entonces a andar gracias al empeño de un equipo de la Universidad de Santiago (USC) que quiso convertir en realidad un proyecto de estudios. Los premios no tardaron en llegar, el último fue el que recibió en 2016 de Alimentos de España como Mejor Producción Ecológica. Su reto es convertirse en un centro internacional de renombre en la investigación del cáncer. Hablamos con Catalina Fernández de Ana, fundadora y directora general de Hifas.

¿Qué es Hifas da Terra?
Es una empresa que nace de un proyecto de 5º de Biología de la USC. Éramos estudiantes condenados a engrosar las listas del paro y, para evitarlo, un profesor se empeñó en convertirnos en creadores de empleo a través de la biotecnología. Fue entonces cuando empecé a darle vueltas a la idea: tenía que ser algo totalmente innovador con una fuerte base biotecnológica. Había que crear un producto que no existiera en el mundo o mejorar con creces la calidad de cualquier otro que hubiera en el mercado. Decidí inspirarme en algo que conocía desde pequeña, los hongos. Mi padre fue investigador del Centro Forestal de Lourizán, además de uno de los grandes divulgadores de la micología en Galicia y en el resto de España. Al profesor le encantó aquella propuesta, la presentó a un concurso nacional de jóvenes empresarios y ganó el primer premio. Después concurriría a otro de la USC y también quedó en primera posición. Ya que a la gente le gustaba tanto, en 1998 decidí fundar HdT.

¿Por qué producir en ecológico?
Como bióloga, para mí no hay otro criterio que producir en ecológico. La tierra nos está dando hongos, una materia prima con un alto valor añadido. Lo mínimo que podemos hacer para agradecer este regalo es cuidar la naturaleza. Estamos inscritos en el Craega desde el principio. En los primeros tiempos no se conocía, la gente no le daba valor. Por aquel entonces se pensaba que éramos biólogos hippies un poco locos que producían en ecológico.

¿Qué beneficios tiene para la salud la micología?
Los hongos son los grandes limpiadores del mundo: de suelos, de aguas y también de los humanos. La explicación es sencilla. El reino Fungi se sitúa entre lo vegetal y lo animal; conviven las propiedades de ambos. De tal modo, cuando enferman, son capaces de autocurarse. Durante miles de años de evolución, se dotaron de moléculas o principios activos antivirales, anticancerígenos y antibacterianos. ¿Por qué? Porque tenían que defenderse de todo aquello que los atacaba sin moverse del sitio. Esa gran capacidad de adaptación es la que permite que su ingesta nos convierta en seres más resilientes y con más facilidad a la hora de optimizar los ciclos metabólicos. Los hongos logran que nuestro sistema inmunológico funcione mejor, sirven para prevenir enfermedades y para mejorar cuando padeces alguna dolencia.

¿Están demostrados los efectos positivos de los hongos en tratamientos oncológicos?
Sí, como concomitante. El tratamiento principal siempre es el del hospital (quimioterapia, radioterapia, etc). La línea Mico-Onco Care de Hifas funciona como acompañamiento para proteger de base el sistema inmunológico y sus ciclos metabólicos. De tal modo, el paciente no sufre tanto y tolera mejor la terapia convencional.

¿Este método se utiliza de forma regular en las unidades de Oncología o es una decisión del paciente?
Es una decisión del paciente. Nosotros no tenemos capacidad económica para funcionar como una gran industria farmacéutica y establecer una red de distribución en centros de todo el país. Pero el futuro puede ir por ahí. Tenemos líneas abiertas para establecer ensayos clínicos en cáncer en dos hospitales de Madrid y otros dos en Cataluña. Y también estamos trabajando con servicios médicos de Italia, Francia, Portugal, Reino Unido y EE. UU. Nuestro sueño es ser un centro internacional de referencia en la investigación del cáncer.

¿Alguna línea de investigación abierta que no sea la oncológica?
Estamos trabajando en patología neurodegenerativa (alzhéimer, párkinson y daños neuronales) y en la rama veterinaria. Queremos que las propiedades de los hongos sirvan para ayudar a las personas, pero también a los animales. Por eso, HdT está desarrollando un proyecto para disminuir la carga de antibióticos y de hormonas en la alimentación animal.

¿Todas las líneas de producto de HdT están certificadas en ecológico?
Prácticamente todas. Alguna no cuenta con el sello porque nos vemos obligados a utilizar formulaciones líquidas en las que tenemos que utilizar conservantes. A veces es solo un porcentaje de un 0,25%, pero cuando estás preparando un producto para gente con un problema inmunológico fuerte, no puedes arriesgarte de ninguna manera a que crezca una bacteria; en este caso es más importante incorporar el conservante. Que conste que esto es un problema de certificación que debería cambiar.

¿Cuál es el producto estrella de HdT?
El Mico Rei. Es un producto que ayuda a miles de personas a calmar la ansiedad, el estrés… El hongo Reishi es un antiaging muy potente que modula las hormonas y eso se refleja en la piel, en el cabello o en las uñas.

¿Qué papel tuvo la Administración en el desarrollo de HdT?
El Igape acogió mi proyecto con los brazos abiertos. Por aquel entonces era una bióloga sin mucha idea de lo que era montar una empresa. Me aceptaron en el programa Lanza y ahí tuve la oportunidad de formarme y aprender qué es el mundo de los negocios antes de empezar. La Xunta nos dio mucho apoyo desde el principio y las subvenciones fueron muy importantes para salir al exterior, en particular para acudir a ferias y participar en misiones inversas.

¿Qué necesita el sector ecológico gallego para su despegue definitivo?
Lo primero que necesitamos es creer en nosotros mismos. Somos un país maravilloso, el tesoro de Europa. Cuando sales por ahí fuera te das cuenta de que vivimos en un paraíso. Hay que evolucionar, atender las demandas del mercado y no quedarse de brazos cruzados. Porque es la forma de crecer y, con eso, podemos llegar a ser una gran potencia ecológica mundial.