Archivo de la etiqueta: The Wine Advocate

Benigno Pereira (Pereimos 2007): “Hacer un vino ecológico va en el ADN de nuestra bodega”

Benigno Pereira Ramos mostrando una botella del Corga Brancellao ecológico premiado. A la derecha, capturas de pantalla de las referencias a este vino que figuran en el última edición de ‘The WIne Advocate’.

Pocas veces un jugador llega a primera división en un abrir y cerrar de ojos. Detrás tiene que existir un talento innato capaz de sobresalir a base de estrictos entrenamientos y perseverancia. Algo así es lo que le acaba de pasar al Corga Brancellao ecológico con la guía de Robert Parker. En apenas seis años de andadura, la bodega Pereimos 2007 (Pobra de Trives) ha conseguido que cuatro de sus vinos figuren en The Wine Advocate, la revista que publica cada dos meses el prestigioso crítico estadounidense. “No hay muchos varietales embotellados, por eso es interesante verlo desnudo, sin roble, ni maquillaje. Tiene un 13º de alcohol y una frescura notable, un cuerpo medio y taninos finos”, recalca Luis Gutiérrez, catador de Parker en España. Certificada por el Craega desde 2014, la bodega con raíces en la Ribeira Sacra no esperaba que los premios llegaran tan pronto y mucho menos este que la pone en la cumbre de la biblia enológica internacional. Hablamos con Benigno Pereira Ramos, propietario de Pereimos 2007. 

Su bodega se estrena en la guía Parker y además con muy buena puntuación. ¿Satisfechos?
Estamos muy contentos. Somos una bodega muy joven y es la primera vez que nos califican. Conseguimos colocar cuatro de seis vinos y todos con una puntuación por encima de 90 (en un baremo de 50 a 100, equivale a excelente). Además es importante porque las catas se hacen de forma anónima, sin que ni siquiera te enteres.

Aparecer en la biblia de los vinos marca un antes y un después, también desde el punto de vista comercial… 
Salvo que el nuestro sea un caso atípico, figurar en la guía Parker te lleva a la primera liga de los vinos a nivel mundial y te abre muchas puertas. Para cualquier importador o distribuidor, encontrarte en esta publicación supone una garantía. En todo caso, nosotros queremos seguir siendo humildes y que nuestro producto sea asequible. A la botella de Corga Brancellao ecológico, Luis Gutiérrez le da un valor estimado de 40 €  y nosotros lo estamos vendiendo a un precio más económico.

¿Qué características tiene el Corga Brancellao?
Es una apuesta arriesgada porque no muchas bodegas vinifican esta variedad por sí sola. Que nosotros sepamos, es la primera vez que sale al mercado. Para empezar, lo que pretendíamos era mostrar el brancellao con toda su naturalidad. Se trata de un tipo de uva muy especial, autóctona de Galicia, y con una extensión de cultivo minoritaria. La nuestra se encuentra en el valle del Bibei (Pobra de Trives). La ventilación de esa zona es precisamente la que nos permite trabajar en ecológico, aplicando muy poco tratamiento y llevando el fruto al punto de maduración adecuado. El resultado es un monovarietal, brancellao 100%, joven, añada 2018, pero que no tuvo contacto con maderas, y 100% ecológico.

¿Producir vino ecológico es un reto arriesgado?
Nosotros no estamos en el mundo del vino para hacer muchas cosas. No queremos ser una bodega grande, sino una gran bodega. Y aquello que hagamos, hacerlo bien. Es decir, aplicar buenas prácticas tanto en el cuidado del viñedo como en el proceso de elaboración. En síntesis, respetar los principios de la agricultura ecológica. Puede que sacrifiquemos cantidad de producción, pero no entendemos otra manera de trabajar la tierra. Nos va en el ADN. Además, en el caso del valle del Bibei, podemos hacerlo así. Tenemos otras variedades sin certificación y están sometidas exactamente al mismo sistema de producción. Pero como las fincas no son de nuestra propiedad, no tienen el sello. 

¿Cómo les está afectando la crisis de la COVID-19?
Las ventas están paralizadas. Aunque hay cierto despertar y, con la desescalada, comenzamos a recibir pedidos, la mayoría de nuestros clientes (viñotecas y hostelería especializada) siguen cerrados. Producimos unas 10.000 botellas al año y, con esta cantidad tan pequeña, no llegamos a las tiendas de alimentación. Esos datos que hablaban de la subida de las ventas de vino durante el confinamiento se referían a las bodegas que están posicionadas en los lineales de los supermercados.

¿Son buenas las expectativas a partir de ahora?
Si el país sigue abriéndose, sí. Tenemos que continuar creciendo poco a poco hasta que la bodega sea rentable. Junto con premios que recibimos por otros vinos convencionales, la puntuación de la guía Parker es un empujón muy importante. No estamos preocupados porque nuestra producción es corta y sabemos que la acabaremos sacando adelante.

¿Cómo va el vino este año?
De momento, muy bien. Hasta que metes la uva en la bodega no sabes muy bien cuál va a ser el resultado, pero ahora mismo tiene una pinta estupenda. Si todo sigue igual, podemos augurar una cosecha excelente.