Mirabel do Rosal, «la fruta gallega gourmet»

El mirabel es una fruta carnosa con un tamaño similar  al de una cereza, de color dorado, pero con un sabor más próximo al del melocotón o al del albaricoque. Tiene una temporada de recolección muy breve, aproximadamente un mes (del 15 de julio al 15 de agosto), y el resto del año su disponibilidad depende de las ventas y de su transformación en verano en cervezas (tostada o rubia artesana), mermeladas o en almíbar. Además de su sabor, destacan por sus propiedades beneficiosas para la salud, pues contienen mucha fibra, antioxidantes y vitamina C, además de vitamina A, y minerales como el potasio, calcio, magnesio y fósforo. 

Los mirabeles crecen en O Rosal, en la provincia de Pontevedra, y es la materia prima con la que en 2004 nacía la empresa Mirabel do Rosal,  de la mano de un grupo de vecinos. Tras muchos avatares, pasaron de vender 2000 kg a vender 20.000 en 2009, según cuenta Salvador Martínez, el responsable de la marca, que siempre tuvo clara su apuesta por la ecología y la sostenibilidad. 

Su firme posición por este tipo de producción los llevó el pasado mes de  junio a ser reconocidos como Mejor Productor Sostenible de la mano del BBVA y Celler de Can Roca. 

Alén do Val es la marca bajo la que Mirabel do Rosal comercializa sus productos gourmet y sus responsables acaban de lanzar Biobel, asequibles para todo el mundo, «también de alta calidad, ecológicos y certificados, pero un poco más económicos».

*Podéis conocer la historia completa en el artículo firmado por Paula Quintás,  publicado por El Español.