El Craega cierra 2020 superando los 108 millones de euros en volumen de ventas certificadas

De izq. a dcha, Javier García (secretario), Francisco López (presidente) y José Luis Cabarcos (director general da Agacal)

Hoy hemos hecho pública la Memoria anual correspondiente a 2020 en un acto celebrado en el pazo de Quián (Sergude, Boqueixón). En la cita estuvieron presentes el director de la Agencia Gallega de Calidad Alimentaria (Agacal), José Luis Cabarcos, junto con el presidente y el secretario del Craega, Francisco López y Javier García.

El presidente do Consello destacó que, a pesar de la pandemia, fue un buen año para la agricultura ecológica

 

El presidente del Craega fue el encargado de abrir la sesión hablando de que “2020, a pesar de la pandemia, fue un buen año para la agricultura ecológica y estos datos que recogemos son un poco excepcionales”. Uno de los datos que más destacó fue el volumen de productos certificados y en ese campo recordó el compromiso adquirido con el conselleiro de Medio Rural hace un año. “Marcamos el objetivo de superar en 2020 los 100 millones de euros, pues llegamos a los 108 millones de euros”, apuntó.

En cuanto al número de operadores, incidió que va en aumento, “el sector ecológico sigue creciendo y esperamos que para el próximo año los datos sean mejores”. Para concluir en su intervención agradeció a los consumidores de los productos ecológicos gallegos, “en mi corta experiencia, cuando hablas de Galicia es reconocida por sus productos”. Y añadió que “desde el Craega queremos aportar nuestro grano en cuidar el medio ambiente y la salud; por eso queremos trabajar en esa línea, para tener una Galicia más sostenible”.

Javier García desgranó los datos que se recogen en la memoria, empezando por los de la superficie ecológica, que en una década crecieron un 126 %, hasta alcanzar las 32.055 hectáreas. Las provincias interiores de Lugo y Ourense acaparan el 82 % del total de superficie inscrita en agricultura ecológica: Lugo concentra más de la mitad (52,6 %) de la superficie, con 16.854 ha, y Ourense es la provincia que más crece respecto del 2019, 773 ha (9.404 ha totales). La única provincia que reduce es Pontevedra, -4.047 ha y se queda en 2.096 ha. García explica que esto fue debido, principalmente, “a que se dieron de baja dos comunidades de montes”. En las tierras arables, resaltó que “el pasado año había un déficit en las hortalizas frescas; sin embargo, ahora contamos con 215,8 ha, lo que supone un 73,25 %”. En cuanto a los operadores, 2020 se cierra con 1.310 inscritos, un 10,83 % más que el año anterior. El sector gallego tiene dos polos territoriales: la provincia de Lugo lleva el peso de la producción con 369 operadores y el de Pontevedra lo de la industria, con 122.

Cabe resaltar que los elaboradores casi se cuadriplicaron en la última década y hoy representan el 25,8 % de los inscritos. En los productores, uno de los datos más importante es que, con 158 operadores, las provincias atlánticas concentran la totalidad de la actividad acuícola, representando el 16 % de los productores primarios.

Los lácteos siguen siendo el producto estrella en cuanto al volumen de ventas en ecológico 

 

En el volumen de ventas, García explicó que se vio incrementado por el crecimiento de las empresas elaboradoras. 2020 se cerró con 108.366.111 de euros y se certificaron 15,58 millones de euros más que el año 2019, pese a la pandemia. La producción animal lleva el peso del Craega en lo que se refiere al volumen de ventas certificadas. Con 63,12 millones de euros, supone el 58 % del volumen de ventas certificadas. A Coruña destaca como la provincia que más crecimiento en facturación. Despidió 2020 con una cifra de 27,2 millones de euros, un 30 % más que en el ejercicio anterior. Al margen de la leche, los ingresos del sector eco gallego se apoyan en las carnes (15,28 millones de €), conservas de pescado (14,3 millones de €) y en los huevos (7,8 millones de €) como principales producciones por volumen. Además, despierta la producción vegetal, con un crecimiento en los tubérculos, cosecha silvestre y en la horticultura que tanto demanda el consumidor gallego.

José Luis Cabarcos señaló que crecer en un año complejo es una muestra de la apuesta del consumidor hacia el consumo responsable

 

Para cerrar el acto, el director de Agacal felicitó el Craega por los buenos resultados obtenidos. “En Agacal hay 36 sellos de calidad que son 36 oportunidades para mejorar el sector produtivo con calidad diferenciada dentro de Galicia. Lo más relevante es cómo crecen estos sellos y uno de ellos es el del Craega, que para nosotros es muy interesante”. Añadió que “cuando hablo de las más de 30.000 hectáreas que se están certificando por el Craega en lo único que pienso es en que hay una oportunidad para crecer, ya que hay mucha tierra abandonada que es susceptible de convertirla en ecológica”. En cuanto al valor certificado, Cabarcos incidió en que “crecer en un año complejo es una muestra de la apuesta del consumidor hacia el consumo responsable y añadió que la calidad de los productos de Galicia es incuestionable y “asociar Galicia al Craega y a ecológico es una apuesta importante”.

Memoria 2020